El alcalde de Vélez-Málaga, Antonio Moreno Ferrer, destacó ayer el impulso por transformar y reactivar las zonas más emblemáticas de la ciudad para favorecer al tejido empresarial local y recuperar espacios para el peatón a través de la rehabilitación del casco urbano y proyectos como el complejo cultural en la finca Las Golondrinas, la peatonalización hacia el Camino de Málaga y la plaza de La Constitución, a los que se unen la plaza del Trabajo, la plaza de la Concepción y la plaza San Juan de Dios.

Moreno recordó que están en fase de adjudicación las obras del muro contra la inundabilidad del Parque Tecnoalimentario, que se ejecutará en varios tramos, con una longitud de 767 metros y una altura mínima de 0,80 metros. El muro limitará al Sur con el aeropuerto de la Axarquía, al norte con la carretera MA-145, al este con el Río Vélez y al Oeste con el Río Benamargosa.

Camino de Málaga

El proyecto de la peatonalización del Camino de Málaga, que continuará con la calle Canalejas, seguirá el modelo de las Carmelitas con el mismo pavimento aunque en una tonalidad más ocre. La calzada se elevará hasta el nivel de las aceras y se convertirá todo en un único espacio peatonal con bancos, papeleras, luminarias y parejas de árboles de pequeño porte situados en alcorques laterales, dejando siempre un espacio libre de 5,75 metros de media. El proyecto incluye un sistema para la recogida de pluviales evitando las alcantarillas y dos zonas de descanso con sombra, con bancos, jardineras y toldos para pasear, conversar y reposar.

Complejo cultural

El complejo cultural en la finca Las Golondrinas del barrio del Pilar albergará la Escuela Municipal de Música y Danza, con una inversión de un millón de euros.

El proyecto albergará aulas de lenguaje musical, enseñanza instrumental, danza y cabinas insonorizadas. Además contará con áreas comunes con dos salas de ensayos, auditorio, sala de audiciones para 200 personas, biblioteca, sala de estudios y cafetería. El proyecto propone la creación de un parque compartido, abierto para los vecinos, donde los edificios se integran en un conjunto formando un auditorio al aire libre, ajardinado.

Plaza de La Constitución

La remodelación de la plaza de La Constitución, junto a la muralla de la Villa, supondrá una inversión de 363.000 euros. La actuación quiere unificar el espacio situado frente al edificio de El Pósito para que toda la plaza quede al mismo nivel, eliminando escalones, dando continuidad al pavimento de granito gris y ordenando el centro de la plaza con una traza de bandas de acero. Se eliminará la carretera tal y como se conoce actualmente para favorecer esa sensación de espacio único pero instalando un tipo de pavimento que asuma sin problema el tránsito de vehículos.

Se eliminarán los peldaños, los machones y las farolas que delimitan el paso de vehículos para acceder sin obstáculos hasta la base de la muralla. La plaza se iluminará con cinco postes de acero con proyectores en las cuatro direcciones que permitirán montar las estructuras portátiles en Semana Santa.