Arenas ha celebrado la XXV Feria de la Mula, como homenaje a este animal imprescindible en las labores agrícolas. Esta Fiesta de Singularidad Turística ha reunido a más de 200 mulas y 4.000 visitantes. El presidente de la Diputación, Francisco Salado, asistió ayer a esta festividad que busca principalmente recuperar esta tradición vinculada a la agricultura, por lo que agradeció a su alcalde, Manuel Ríos, «el cariño con el que Ayuntamiento de Arenas trata a este noble animal y por difundir entre los más jóvenes las tradiciones vinculadas al mundo de la agricultura, un sector vital para la economía de muchas familias del interior». Salado recibió el galardón de Embajador de Honor.