04 de julio de 2019
04.07.2019
Política

Juan Marín da por seguro un pacto Cs-PP para gobernar en Mijas

El presidente regional de la formación naranja admite que sobre la mesa hay un acuerdo para que Ciudadanos gobierne los primeros dos años y el Partido Popular, los dos siguientes

04.07.2019 | 05:00
Juan Marín, en la entrega de vehículos a los alcaldes de municipios de menos de 20.000 habitantes.

El líder regional de Ciudadanos, Juan Marín, dio ayer por «seguro» que la formación naranja y el Partido Popular terminarán llegando a un acuerdo para la alcaldía de Mijas, pese a la enemistad entre los candidatos de sendas fuerzas políticas, Juan Carlos Maldonado y Ángel Nozal, respectivamente.

El también vicepresidente de la Junta de Andalucía mostró su esperanza en que «dentro de unas horas podamos tener una decisión positiva. Estoy seguro de que habrá acuerdo, al igual que lo ha habido en Granada y en muchísimos otros municipios, porque no puede ser de otra forma, los ayuntamientos como el de Mijas tienen que estar funcionando, los políticos tenemos que dejar a un lado los intereses personales e incluso los del partido y pensar en los intereses de los ciudadanos», reiteró Marín, quien asistió en Málaga a una entrega de furgonetas a varios consistorios de esta provincia, de Granada y de Almería.

En vísperas de la celebración del Pleno en el que se elegirá este viernes al regidor mijeño, Marín descartó, de momento, la posibilidad de que su partido llegue a un acuerdo con el PSOE en lugar de con el Partido Popular: «Las negociaciones están abiertas con el PP y hasta que no se cierre una puerta no se abre otra».

Es más, admitió la posibilidad de que el consenso se logre en torno a una alternancia de Gobierno que repartiría la vara de mando a razón de dos años para cada grupo.

Asimismo, el dirigente de Ciudadanos rechazó la posibilidad de que, en el marco de este diálogo, el actual alcalde y cabeza de la lista naranja, Juan Carlos Maldonado, sea sacrificado en beneficio de otro miembro de su candidatura, dado el enfrentamiento existente entre éste y Nozal. «Aunque como ya he dicho yo no negocio, espero que haya un acuerdo para que Juan Carlos Maldonado siga siendo el alcalde», afirmó.

Inmerso en la ronda de preguntas de los periodistas, Marín negó que él se haya implicado directamente en la negociación y esté manteniendo conversaciones a este respecto con el presidente del PP malagueño y también vicepresidente de la Junta, Elías Bendodo. «Yo no negocio los ayuntamientos», dijo categóricamente.

Acuerdo

Fuentes de Ciudadanos insisten en que hay un pacto a nivel regional con el PP para alternarse en la alcaldía dos años cada uno.

Según dichas fuentes, el problema es encajar dicho acuerdo a nivel local. Ciudadanos quiere que Maldonado sea alcalde, pero no está dispuesto a que el líder del PP local, Ángel Nozal, lo vuelva a ser «pues tiene ocho causas judiciales abiertas y en cualquier momento le pueden abrir juicio oral».

Ciudadanos espera que el PP haga entrar en razón a Nozal para salvar el pacto pero el problema es que los integrantes del Partido Popular de Mijas han cerrado filas en torno a su líder. «Al PP le ha salido en Mijas un Pedro Fernández Montes» –en referencia al exalcalde del PP en Torremolinos–, afirman fuentes de Ciudadanos.

Y eso es, precisamente, lo que el PP quiere evitar, que Ángel Nozal se pueda transformar en otro Pedro Fernández Montes, que ha sido capaz de crear un partido nuevo que ha obtenido un solo edil pero con el que le ha arrebatado a Margarita del Cid la alcaldía que se había ganado, al ser el partido más votado en las urnas, y se la ha entregado al PSOE en connivencia con una exconcejal de Vox.

Fuentes del PP consultadas por este periódico no ocultan que a día de hoy Nozal se ha convertido en un problema para culminar el pacto y que el líder mijeño se ha enrocado en que no está dispuesto a ceder la alcaldía a Ciudadanos, y mucho menos a su enemigo Juan Carlos Maldonado, como ya hiciera tras las elecciones de 2015, cuando el PP obtuvo 11 ediles y Cs sólo 5.

Ahora, tras una nueva victoria del PP, con 9 ediles frente a 6 de Cs, Nozal no está dispuesto a ceder la alcaldía. En el partido le quieren hacer entender que para acceder a ella y formar un gobierno estable necesita 13 actas de concejales y para alcanzar esa suma el PP necesita a Cs, pero el partido naranja –que podría plantearse pactar con el PSOE si no cierra un acuerdo con el PP– no le quiere a él.

En Ciudadanos esperan que el PP sea capaz de reconducir la situación y convencer a la número 2 del PP local, Lourdes Burgos, de que puede ser alcaldesa dos años y labrarse una larga carrera en el partido, si convence a Nozal para que dé un paso al lado. «Nozal no puede ser alcalde porque tiene ocho causas judiciales abiertas –insisten en Ciudadanos– mientras que Maldonado no tiene ninguna».

Respecto al acto celebrado ayer por la tarde en el que un grupo de militantes malagueños de Ciudadanos leyó un manifiesto en discrepancia con la dirección provincial del partido, Marín manifestó desconocer «la existencia» de este sector crítico. «Dentro de Ciudadanos, en Andalucía y a nivel nacional, todo el mundo puede discrepar y decir lo que piensa y, si sirve para sumar, bienvenido sea».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook