El Ayuntamiento de Benalmádena va a sacar a licitación un contrato de alquiler por un periodo de cinco años, con opción a compra, de siete nuevos vehículos para el parque móvil de la Policía Local.

"Se trata de un furgón de atestados, un todoterreno y cinco vehículos patrulla híbridos, de los cuales tres estarán cabinados (con mamparas de seguridad) y dos sin cabinar", ha explicado el concejal de Seguridad, Javier Marín.

"Todos los vehículos tendrán paneles abatibles de información, además de material de primeros auxilios y desfibrilador", ha detallado Marín, quien ha añadido que el vehículo de atestados contará con kit-oficina y zona de carga posterior.

El contrato parte de un presupuesto base de licitación de unos 580.000 euros y las empresas interesadas en optar al contrato podrán presentar sus ofertas hasta el 15 de diciembre. "Nuestra intención es que los vehículos entren en servicio durante el primer trimestre de 2022", ha anunciado el concejal.

"De esta forma continuamos con una apuesta que ya iniciamos en la anterior legislatura: la renovación del parque móvil para dotar a los agentes de la Policía Local de los mejores medios técnicos y equipos, en reconocimiento de la importancia de su trabajo y para garantizar el mejor servicio y seguridad para la ciudadanía", ha manifestado Marín.