22 de marzo de 2019
22.03.2019
La Opinión de Málaga
Exposición

Los cuadros virtuales de Filip Custic, en La Térmica

El pujante creador hispano-croata protagoniza una estimulante exposición, Homo-?, una instalación multisensorial divulgativa en la que reflexiona sobre la naturaleza del tiempo y la memoria al tiempo que busca una implicación directa del espectador en el proceso

22.03.2019 | 08:19
Filip Custic, frente a algunas de sus obras.

Custic es el responsable del universo visual del segundo álbum de Rosalía, El mal querer - La muestra de La Térmica podrá visitarse hasta el 15 de mayo

Filip Custic, uno de los artistas españoles de mayor influencia del momento, visita el centro de cultura contemporánea de la Diputación de Málaga, La Térmica, con su nueva gran exposición individual titulada Homo-?, una instalación multisensorial divulgativa, que a ojo del espectador se presenta como un cuadro virtual.

Esta técnica ha hecho popular al artista gracias al universo visual que creó para el último trabajo de la cantante Rosalía titulado El mal querer. Custic llega a Málaga con una instalación inédita a modo de cuadros virtuales en los que reflexiona sobre la naturaleza del tiempo y la memoria, nociones esenciales para acercar al espectador a lo que significa ser y pertenecer al género Homo, según el artista.

La muestra que podrá visitarse desde este viernes, 22 de marzo y hasta el 15 de mayo. En ella se toma como punto de partida los aprendizajes sociales, culturales y tecnológicos humanos del pasado que han acontecido en occidente hasta la actualidad, con el fin de explorar una predicción de futuro utópico.

La pieza principal de Homo-? es una obra fotográfica animada de gran formato (tríptico virtual) que representa la particular visión de Custic de una retro-prospectiva de la evolución humana.

En ella, el artista compara el presente anacrónico (marcado por la simultaneidad temporal que ofrece Internet) no con el pasado retro-futurista fragmentario del posmodernismo (véase el futuro obsoleto de Blade Runner o Akira), sino con el pasado de nuestra especie.

Ante el tríptico, el espectador ha de meterse en la piel del historiador, haciendo las veces de receptor e intérprete. En este sentido, la tecnología constituye un punto crucial en Homo-?, no sólo como reflejo del presente inmediato, sino como herramienta para incrementar la experiencia expositiva del visitante.

Además de contar con animación fotográfica y un avatar 3D, la muestra incorpora un fuerte componente inmersivo gracias a la experimentación con realidad aumentada y audioguías en formato holofónico que acompañan al visitante a través de la narración de esta meta-historia de la humanidad.

Mientras el arco narrativo del tríptico comienza narrando el «futuro del pasado», esto es, un futuro basado en lo ya acontecido, este clausura con una visión prospectiva del «futuro real». Un futuro que tiene como base nuestro presente más inmediato, en el cual ramas de la ciencia y la tecnología tales como la informática, inteligencia artificial, medicina, nanotecnología, producción energética y astronáutica son omnipresentes.
Homo-? no consiste en una mera cronología del paso del tiempo, pues en ella no opera un pasado convencional objetivo, sino en una crónica del proceso evolutivo de la humanidad apoyada en la memoria, con sus saltos anacrónicos y pluralidades asociativas.

Custic presentó en la red social Instagram un nuevo filtro que podrán usar los usuarios en sus stories. Será a esa hora cuando el artista lo dé a conocer a sus seguidores en su cuenta personal (filipcustic1) para que lo desee pueda incorporarlo a sus publicaciones. De este modo, «con el fin de acercar al conjunto de la humanidad la historia de su especie y de romper con la dicotomía entre el llamado mundo real del virtual», este nuevo filtro creado en colaboración con Tomás Posse, muestra la pieza central de la exposición en realidad aumentada para ser incluida en cualquier paisaje a través de la cámara de los dispositivos móviles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook