29 de mayo de 2020
29.05.2020
La Opinión de Málaga
Exposición

El CAC Málaga ofrece una visión retrospectiva de la obra de sevillano Juan F. Lacomba

'Aquí a lo lejos' transmite la implicación y la inmersión del artista en el territorio en busca de la belleza y el misterio con el objetivo de convertirse en cómplice del espectador

29.05.2020 | 16:17

El Centro de Arte Contemporáneo de Málaga presenta una visión retrospectiva de la obra del artista sevillano Juan F. Lacomba. La exposición titulada 'Aquí a lo lejos' muestra la fascinación del artista desde la mitad de la década de los 90 hasta la actualidad por el paisaje de Doñana y la Marisma.

La muestra, comisariada por el que fuera director del CAC, Fernando Francés, recorre las tres últimas décadas de su trayectoria artística a través de 179 obras de diferentes lienzos de pequeño y gran formato, incluyendo obras inéditas.

'Aquí a lo lejos' transmite la implicación y la inmersión del artista en el territorio en busca de la belleza y el misterio con el objetivo de convertirse en cómplice del espectador, según ha explicado el CAC.

El título de la exposición hace referencia a la expresión verbal que se suele emplear para referirse al horizonte de un paisaje. El artista plasma una contradicción con el "aquí-ahora, delante-detrás, aquí y a la vez a lo lejos" como un resumen metafórico conceptual de esas contradicciones, una metáfora de la experiencia y de cómo una vivencia o sensación se transcribe en un hecho pictórico. La esencialidad de cómo el artista entiende la pintura.

Considerado como uno de los pintores más destacados del panorama nacional, Lacomba comienza su periplo a finales de los años setenta con sus emblemáticos paisajes para continuar con sus retratos del paisaje urbano de París propios de primeros de los ochenta.

A mediados de la década de los noventa, el artista comienza una serie pictórica sobre el paisaje y los elementos que componen el enclave de Doñana y sus marismas, a las que dedica casi exclusivamente la pintura de estas últimas décadas.

Su pintura, influida por el movimiento francés supports-surfaces, evoluciona hacia una pintura donde domina la vertiente abstracta en equilibrio con ciertos elementos que tienden a la figuración, centrada en la representación del paisaje como espacio de la memoria, jugando con la gestualidad de la pintura, las transparencias y formas que tienden a lo orgánico, que ocupan espacios intermedios, o se desligan del fondo del cuadro.

'Aquí a lo lejos' comprende una selección de las tres últimas décadas de la creación artística de Lacomba, donde el paisaje ocupa un papel fundamental en su obra. La muestra compuesta por casi 180 pinturas, todas óleos sobre lienzo u óleo sobre papel reentelado, componen la exposición más importante hasta la fecha, de las cuales, 70 son obras inéditas realizadas entre 2014 y 2020 que se verán por primera vez en el CAC Málaga.

La mayoría de las obras que componen la exposición presentan un formato vertical característico en las obras del artista de 100 x 70 cm donde el paisaje se convierte en figura, algunas horizontales, propio del formato de paisaje, como los diez grandes lienzos de 203x 330 cm y 220 x 195 cm, además de otras pinturas de pequeño formato de 38 x 46 cm o 46 x 38 cm, entre otras.

Sus obras de gran formato 'El Río Nocturno' (1994) y 'Fango y cielo' (1994), fruto de un viaje nocturno por el Guadalquivir hasta su desembocadura, suponen un cambio de paradigma e intereses dentro de su producción. Estas pinturas actúan de prólogo y homenaje al río Guadalquivir para centrarse en la diversidad de posibilidades del paisaje de Doñana y la Marisma.

En sus obras abundan los nocturnos, las germinaciones y referencias a pinedas o ambientes acuáticos, pero también a juncias, fauna, emboscamientos, constelaciones, situaciones sublimes, refugios, tocones y troncas, ausencias, horas del día, intuiciones sexuales o emblemas religiosos.

Sus pinturas abstractas en ocasiones con matices figurativos se caracterizan por la gestualidad de la pincelada, la mancha, las capas traslúcidas y el chorreo de pintura, combinado con formas orgánicas, para darnos su particular visión del paisaje natural de Doñana y sus marismas.

Su fascinación por el paisaje y particularmente por este enclave natural queda reflejado en su pintura a través de temas como el desarrollo de la vida del medio ambiente, el cambio de las estaciones y sus huellas en el paisaje entendido como territorio cultural con memoria sin tiempo.

En sus obras puede apreciarse formas orgánicas como 'ST' (2004), procesos de germinación como se aprecia en la obra 'Germinal' (1996), animales que habitan el territorio como en su pintura 'Yegua preñada' (2020), la vegetación autóctona como en la obra 'Lirios ondas' (2010), determinados enclaves esenciales como los pinares en su pieza 'Pinar' (2008) o las lagunas en diferentes estaciones y momentos del día como 'Laguna germinal' (2011).

En su serie 'Apóstoles' (2010) el artista interpreta los troncos de eucaliptos cortados y quemados que el pintor veía diariamente desde su estudio. Esta serie refleja la imagen del hombre-paisaje, producto de la fantasía bizarra del manierismo y el primer barroco y que al mismo tiempo, no deja de recoger la tradición medieval del hombre verde, presente en muchas catedrales, que sí proclama la unión del hombre y la vegetación y que conoce y anuncia los secretos de la naturaleza.

A través de esta exposición, Lacomba se hace más consciente que nunca de su posición en el mundo, recapitula su historia y relata y se retrata en su encuentro e inmersión en la naturaleza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook