09 de julio de 2020
09.07.2020
La Opinión de Málaga
Entrevista

"No voy con lo que está en contra de la evolución y de sus expresiones artísticas"

La granadina Soleá Morente abre la agenda de conciertos en el Museo Ruso este jueves, a las 21.00 horas

09.07.2020 | 05:00
Soleá Morente, en una imagen promocional reciente.

Hablamos sobre flamenco, trap, su último disco y la importancia de la literatura en su música y vida. Graduada en Filología Hispánica, la cantante defiende la evolución musical: «Aconsejo abrir la mente, los oídos y los ojos»

En su concierto en el Museo Ruso se acompañará sólo con una guitarra. ¿En este formato se siente más cantaora que cantante?
Voy acompañada por Rubén Campos, una de las mejores guitarras que tenemos en Granada. Un acompañamiento tan flamenco como el de Rubén inspira a realizar una interpretación más flamenca en el canto.

Publicó su disco Lo que te falta poco antes del comienzo del estado de alarma por el coronavirus. ¿Ha quedado un poco huérfano el álbum, con tantos meses parado, sin gira propia?
Sí que da un poco de pena, puse mucho esfuerzo e ilusión. Pero la situación a nivel global era tan grave que las circunstancias particulares de cada uno quedaron al margen. Aún así, he recibido muchísimos mensajes en las redes en los que me daban las gracias por el álbum. Para mí no hay mayor satisfacción que estos mensajes.

¿Qué tiene Lo que te falta que no tengan sus otros álbumes?
Cada proyecto es una representación de los fragmentos de vida en los que se elabora el disco. Uno avanza, le ocurren cosas... Así que Lo que te falta tiene más años, más experiencia, nuevos sonidos y otra manera de interpretar. El disco representa los momentos que estamos viviendo actualmente.

Con tantos y tan diferentes colaboradores, en diferentes sellos discográficos de diversos ámbitos, da la impresión de que le gusta probar, buscar, como en un menú degustación. ¿Es así?
Me considero una persona de espíritu libre, tanto en mi vida como en mi música. La obra tiene que representar lo que uno es. Me cuesta mucho quedarme en un sitio fijo, hacer lo mismo durante un tiempo. En mi casa he escuchado mucha música, y a partir del flamenco, que es mi base y mi raíz, evoluciono, aprendo y bebo de otras fuentes, sonidos, grupos y texturas.

¿Qué papel juega la literatura en su vida y en su música?
El 50% de mi vida es la música y el otro 50% es la literatura. Las lecturas que llevo a cabo en mi estado de ánimo y determina la música que voy a hacer, la gente con la que voy a trabajar y los sonidos que busco.

¿Qué géneros y autores suele leer?
Leo de todo. Me gusta muchísimo la poesía: José Ángel Valente, Luis García Montero, Cervantes, Lope de Vega o Bécquer, entre otros muchos. Durante la cuarentena he leído mucho a Simone de Beauvoir.

Es filóloga y le gusta el trap, hace guiños a esa música en sus discos. ¿Algo que decirles a los que hablan pestes del trap, como si fuera música poco menos que de analfabetos?
Si a alguien no le gusta algo, lo mejor que puede hacer es no escucharlo, no leerlo o no verlo. Pero también aconsejo abrir un poco la mente, los oídos y los ojos, porque en todos los lugares nos podemos encontrar con algo con lo que nos sintamos identificados. Si algo está hecho con el corazón y con la verdad, hay que prestarle atención. Al trap hay que prestarle atención, se están haciendo cosas muy buenas.

¿Y a los puristas?
Si el purismo va hermanado de una actitud que cierra las puertas a nuevos artistas, no estoy de acuerdo. No voy con lo anacrónico, con lo que no está de acuerdo con la evolución del ser humano y de sus expresiones artísticas. En mi casa somos puros y amamos el cante y la tradición flamenca, pero al mismo tiempo estamos de parte de la evolución, del desarrollo. El flamenco es un arte vivo, tiene vida; es un arte tan grande que va creciendo y evolucionando.

¿Es usted de las que ha aprendido algo con el confinamiento o más bien todo lo que ha traído la pandemia la ha reforzado en sus convicciones?
Algunas convicciones se han reforzado y he cambiado el punto de vista de otras. Antes estaba muy preocupada por cosas que ahora no me preocupan tanto. Lo que sí sé es que el arte me ha salvado en esta cuarentena. Ha sido una terapia fundamental.

¿Algún proyecto en mente?
Estoy empezando a componer algunas canciones. Por otra parte tengo un proyecto con Paco Ibáñez. Tengo además alguna otra idea que espero llevar a cabo. Ahora estoy con los cinco sentidos puestos en la música. Algo saldrá.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook