El redactor de Política Municipal del periódico La Opinión de Málaga, José Antonio Sau, ha sido galardonado con el Premio Ateneo de Málaga-Universidad de Málaga 2020 en la modalidad de Periodismo con un reportaje titulado ‘Radiografía del terror’, publicado el 19 de noviembre de 2019 tanto en la edición de papel como en la digital de esta casa, una pieza que versó sobre la represión franquista en la capital de la Costa del Sol y los trabajos que está efectuando y la lucha de la Asociación contra el Silencio y el Olvido por la Recuperación de la Memoria Histórica de la provincia.

El acto de entrega se celebró ayer, desde las seis y media de la tarde, en la sede del Ateneo de Málaga, un evento en el que también se entregaron los galardones a los premiados en el resto de disciplinas: poesía, grabado, fotografía, videocreación y música. El premio es convocado cada año tanto por el Ateneo de Málaga como por el Vicerrectorado de Cultura de la Universidad de Málaga.

Sau ya obtuvo en la pasada edición el accésit de este premio con el artículo de opinión ‘Buscar respuestas’, publicado el 24 de septiembre de 2018. El acto de ayer, por cierto, estuvo presidido por la presidenta del Ateneo de Málaga, Victoria Abón, y la vicerrectora de la UMA Tecla Lumbreras.

José Antonio Sau ya cuenta en su haber con otros galardones tales como el V Premio Ciudad de Málaga de Periodismo (2014) -que conceden el Ayuntamiento y la Asociación de la Prensa de Málaga-, otorgado por el reportaje ‘Los Asperones se abonan a la esperanza’; y el I Premio de Difusión de la Mediación Judicial en Andalucía (2015), otorgado por el Consejo Andaluz de Colegios de Gestores Administrativos por el reportaje ‘Empatía en el juzgado’.

Asimismo, Sau es también escritor y ha publicado los siguientes libros: ‘Cuentos de la cara oscura’ (Ediciones del Genal, 2015), ‘La chica de los ojos manga’ (La Isla de Siltolá, 2016), que fue finalista del Premio Setenil al mejor libro de relatos publicado en España, ‘Lola Oporto’ (Ediciones del Genal, 2018), finalista del I Premio Icue Negro, otorgado por el festival de literatura policiaca Cartagena Negra (en 2019) y ‘La hora de Bud Spencer’ (colección Manguta de la editorial Ediciones del Genal, 2019).

«El modus operandi siempre era el mismo. Cuando los presos se acostaban, por megafonía se leía la lista de los condenados a muerte. Estos debían hacer el petate y pasar a capilla. Allí, el cura les ofrecía confesión. Si lo hacían, les permitían escribir a sus familias y el sacerdote se encargaba de hacer llegar las misivas; si no, la familia sólo podría sobreentender el destino del asesinado. El miedo al silencio de la noche era superlativo. Ya a mediados de madrugada, se entregaba a los condenados al Ejército o a las Fuerzas de Seguridad y en San Rafael se les pasaba por las armas, para darles luego el tiro de gracia», consta en el artículo, en el que se narraban también los avances de la asociación por conocer mejor la historia sobre la huida de la Carretera de Almería o el ajusticiamiento de masones.

Accésit a Cristóbal G. Montilla

Cristóbal G. Montilla, también redactor de este periódico, recibió el accésit del premio por su artículo ‘Diez años sin Muñoz Rojas’, publicado en las ediciones digital y papel de La Opinión de Málaga. El otro accésit fue para la periodista de Sur Susana Zamora por el artículo ‘La primera marea de hachís’.

Tecla lumbreras abrió el acto y explicó que esta es una celebración de la cultura, de forma que la pandemia ha situado a este sector ante una paradoja de difícil superación: “Mientras el consumo de contenidos culturales se ha disparado, el sector se resiente y, en muchos casos, se hunde”. Lumbreras indicó que las visitas a internet poco han servido para sostener todo el entramado del sector. “La creación cultural es bienvenida, no frena, pero tiene un precio que debe sostener la forma de vida de sus creadores. También ellos pagan el alquiler, la comida, llevar a sus hijos al colegio”, ha indicado en su discurso de bienvenida. La cultura, agregó, no es un sector económico más, “sino que debe ser entendido como ese valor añadido que construye el relato de un país”.

Juan Gaitán, presidente del jurado del Premio de Periodismo, ha hablado por boca de Victoria Abón, y dijo que ahora que el periodismo vive tiempos precarios, es un motivo de alegría que sean tres periodistas los reconocidos.

La presidenta del Ateneo, Victoria Abón, cerró el acto felicitando a todos los premiados y agradeció a la UMA el apoyo para dar estos premios.

Una vez concluida la ceremonia, se inauguraron las exposiciones de fotografía y grabado.