Un excelente partido sin el premio de los puntos. El BeSoccer CD UMA Antequera afrontó una cita difícil en el Pabellón Virgen de la Cabeza después de unas semanas sin poder competir y con solo 7 días de preparación. Dio la cara en todo momento, realizó un esfuerzo mayúsculo e insistió hasta el final por un mejor marcador del que terminó obteniendo. Viña Albali Valdepeñas arrancó con fuerza con un 2-0 del que supo reponerse el plantel dirigido por Manuel Luiggi Carrasco «Moli» gracias a un doblete de Álex Fuentes, que marcó el primero y el tercero, y un lanzamiento de penalti de Joaki que sirvió para empatar. El acierto del ala madrileño y del pívot mallorquín valió para obtener una ventaja de 2-3 antes del descanso. Chino, en la segunda mitad, sacó a relucir su pegada para no dejar escapar la victoria de un fortín azulón al que regresaron unos 300 aficionados.

Hay una asignatura pendiente que sigue sin solventarse en el cuadro antequerano. Encajar goles se está convirtiendo, por desgracia, en una costumbre que pone demasiado pronto los partidos cuesta arriba. En la visita a tierras manchegas volvió a ocurrir lo de otros días. El rival salió con mayor intensidad y aprovechó dos ocasiones para marcar por partida doble. Un gol en el primer minuto y otro en el segundo.

Pese al doble mazazo inicial, los de Moli fueron capaces de reaccionar y consiguieron dar la vuelta al partido para marcharse en ventaja al descanso. Un doblete de Álex Fuentes y un tanto de penalti de Joaki dejaban a los universitarios por delante en el ecuador del choque.

Sin embargo, el UMA Antequera sucumbió en el segundo acto. Chino, el mejor jugador de los anfitriones fue capaz de darle la vuelta al marcador en dos finalizaciones casi consecutivas con las que firmó el 3-3 en el 24’ y el 4-3 en el 27’. Después de eso, el equipo costasoleño ya no pudo levantarse y el tanto de igualada no llegó y ahora le toca preparar las próximas jornadas de Liga en busca de puntos con los que salir de la zona de debajo de la clasificación y acometer un paso adelante en la lucha por la permanencia en la elite del fútbol sala nacional.