La ministra de Transportes, Raquel Sánchez, ha pedido a las comunidades autónomas que hasta ahora no subvencionaban la rebaja de los abonos de transporte que "se sumen al esfuerzo que la mayoría de ellas venían haciendo" y ha rechazado que algunas, como Aragón, hablen de "chantaje".

En declaraciones en la Sexta, Sánchez ha dicho que "chantaje es una palabra muy gruesa para calificar una medida tan positiva" como la que aprobó ayer el Gobierno para promover una rebaja de, al menos, el 50% del precio de los abonos y títulos multiviaje del transporte colectivo urbano e interurbano durante el primer semestre de 2023, financiada en un 30% por el Estado y, en un 20%, por las administraciones autonómicas y locales.

La ministra ha defendido que "es justo que las administraciones que son competentes en ese ámbito también arrimen el hombro" y que el Gobierno central "está haciendo su parte" con la gratuidad de los títulos de Cercanías, Rodalies y Media Distancia de Renfe y de los autobuses de competencia estatal.

Raquel Sánchez ha aprovechado para pedir al PP que vote a favor del tercer paquete de medidas anticrisis que aprobó ayer el Consejo de Ministros, puesto que los 'populares' sostienen que algunas de las medidas, como la bajada del IVA de los alimentos, las propusieron ellos.

"Si (Alberto Núñez) Feijoo quiere hacer gala de su presunta moderación y sentido de Estado y que no sea una inocentada, que lo demuestre con los hechos, votando a favor del decreto ley", ha emplazado la ministra al líder del PP.