El pasado 30 de marzo se cerró el plazo para solicitar el cheque de alimentación impulsado por el Gobierno para paliar los efectos de la inflación en la población española. Según la medida aprobada, se ingresarían 200€ mediante un pago único a todos los hogares españoles que en 2022 no hubieran superado los 27.000 euros de rentas (el importe bruto sin gastos ni retenciones) ni tuvieran un patrimonio superior a 75.000€.

Los primeros cálculos de Ejecutivo estimaban que alrededor de 4,2 millones de hogares tendrían derecho a recibir este cheque de alimentación, aunque finalmente tan solo un poco más de la mitad curso el formulario necesario para demandar la ayuda.

Actualmente, ya son algunos los núcleos familiares que han recibido el ingreso de la Agencia Tributaria o que, si no lo han recibido todavía, por lo menos cuenta con el estado de 'Alta' señalado en el estado de la solicitud en la Sede Electrónica.

Hacienda cuenta con un plazo de tres meses desde que se cerró el plazo de solicitud para ingresar el dinero a los contribuyentes, por tanto, el último día para hacer el pago será el próximo 30 de junio de 2023.

Pero no todo son buenas noticias: algunos ciudadanos que ya han recibido el ingreso tendrán que devolverlo, según informa Hacienda, por haber recibido incorrectamente el dinero.

De la misma forma que se puede consultar el estado de la ayuda a través de la Sede Electrónica, comprobando si sale marcada como "Alta" o "Baja", también se puede conocer en este portal si corresponde devolverla o no. En tal caso, en el estado de la ayuda aparecerá "Acuerdo de devolución".