30 de julio de 2008
30.07.2008
Sociedad

El Gobierno quiere reducir los límites de velocidad para ahorrar energía

30.07.2008 | 02:48
Sebastián se pone la corbata de Bono. "Me lo pidió el presidente del Congreso, José Bono, por respeto a los trabajadores de la Cámara que están obligados a llevarla". Con esa frase explicaba Miguel Sebastián el que ahora sí haya decidido ponerse la corbata después de que hace unos semanas rechazara hacerlo poniéndolo como ejemplo de medida a pequeña escala para fomentar el ahorro energético.

El Ministerio de Industria se marcará como objetivo obligatorio bajar en un 10 por ciento el nivel del consumo eléctrico en la primera mitad de 2009 para combatir el ´derroche energético´

La limitación de la velocidad, que ya ha sido cuestionada por los clubes automovilísticos, forma parte del paquete de 31 medidas urgentes que se suman al Plan de Eficiencia y Ahorro Energético 2008-2012 vigente anunciadas ayer en el Congreso por el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, y que se aplicarán entre este año y 2011.
El titular de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguró que antes de adoptar cualquier decisión sobre este asunto habrá estudios en los que se buscará el consenso de todos los sectores afectados y los ayuntamientos. Las razones de que el Gobierno haya abordado tal proyecto se fundamentan en el "dramático" incremento del precio del petróleo, que en el último año ha duplicado su valor y ha encarecido la factura energética en 17.000 millones, y las materias primas
Sebastián también aseguró que el planeta se encuentra "ante la tercera crisis del petróleo" y para combatirla es necesario a corto plazo el ahorro de energía y a largo plazo el fomento de las energías renovables. Además, el ministro afirmó que el fomento de la eficiencia energética y el ahorro en este sentido ayudarán a mejorar la renta nacional, la competitividad, el empleo y el medio ambiente.
Todas las medidas se articulan en torno a cuatro líneas de actuación, dos centradas en los edificios y el transporte (el sector que acapara la mayor parte de las iniciativas), una de carácter transversal y otra específica de ahorro de electricidad. La aplicación de las mismas tendrá un coste de 245 millones de euros hasta 2011, que se financiarán en parte por el Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético (IDAE), que duplicará su presupuesto hasta alcanzar los 120 millones anuales, y permitirá un ahorro de entre 43 y 47 millones de barriles de petróleo.
Un plan rentable. Miguel Sebastián aseguró que el plan será "rentable económicamente", ya que esos 245 millones de euros suponen, al precio actual del barril, un ahorro de 4.104 millones.
En el sector del transporte, además de la posibilidad de reducir la velocidad el Gobierno hará un proyecto piloto consensuado con el sector de automoción para contar con un millón de vehículos híbridos y eléctricos en 2014. También se fomentará el transporte público con nuevos planes de movilidad urbana y el intento de extender, mediante diversos acuerdos, el horario de apertura del metro los fines de semana. El objetivo es reducir el consumo de energía en un 10 por ciento de cara al 2009.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
 
 
 
La Opinión de Málaga