La consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, ha reiterado este lunes en Málaga que el Gobierno andaluz volverá a iniciar en el mes de julio la tramitación parlamentaria de la nueva Ley de Impulso para la Sostenibilidad del Territorio de Andalucía (LISTA), tras el revés sufrido el pasado mes de mayo, cuando la abstención de Vox y el rechazo del resto de la oposición propició el bloqueo del proyecto. La consejera, que ha inaugurado el "Encuentro Empresa Inmobiliaria" organizado por la Asociación Provincial de Constructores y Promotores de Málaga (ACP), ha dicho que esta norma "va a ser fundamental para salir de esta crisis y apuntalar el desarrollo económico de Andalucía", y ha asegurado que cuenta con respaldo, tras las reuniones celebradas en las últimas semanas y en las que han mostrado su apoyo a la nueva ley tanto asociaciones de empresarios como colegios profesionales o ayuntamientos.

"Confío en que, cuando llegue de nuevo al Parlamento de Andalucía, las reticencias de algunos grupos políticos a la ley se hayan diluido y permitan iniciar el proceso de tramitación parlamentaria, donde tendrán la oportunidad de mejorarla y enriquecerla», ha explicado Carazo, que ha hecho referencia tanto a Vox como al PSOE, deslizando que se están manteniendo contactos con ambos grupos. Para la consejera, la LISTA permitirá desatascar la actual mañana legislativa urbanística de la comunidad, donde muchos PGOU han sido paralizados por los tribunales, y con muchas localidades que aún no han podido adaptar sus planes.

Carazo ha aprovechado también para anunciar una nueva línea de ayudas para que los ayuntamientos puedan adecuar suelos residenciales para la construcción de edificaciones en ciudades medias y zonas rurales. El objetivo, según ha explicado, es dinamizar e incentivar la construcción de viviendas a precio asequible para "adecuarla a las necesidades y demandas de la sociedad actual, sobre todo a la población joven".

Carazo, que ha inaugurado el "Encuentro Empresa Inmobiliaria" organizado por la Asociación Provincial de Constructores y Promotores de Málaga (ACP), ha señalado que la convocatoria quiere "hacer frente a la despoblación e incentivar la vivienda protegida desde su inicio, facilitando la adaptación de los suelos disponibles". El programa de subvenciones cuenta con un montante de 800.000 euros y se concederán en régimen de concurrencia competitiva.

Los beneficiarios recibirán hasta el 70% del coste de la urbanización de los terrenos con un tope máximo de 175.000 euros. Además, se destinará a vivienda protegida el 100% de la edificabilidad residencial, y al menos el 60% de la edificabilidad total de la unidad. La inversión comprende los honorarios de la redacción del proyecto, los estudios necesarios y el coste de ejecución material. También se incluyen los gastos inherentes a la promoción (impuestos, tasas y tributos), según ha explicado la Junta.

El plazo para ejecutar la urbanización, con el certificado final de obras, será de 24 meses, contados desde la publicación de la resolución de concesión de las subvenciones. Cuando se trate de actuaciones de más de 30 viviendas, el plazo podrá ampliarse hasta los 30 meses. Los municipios pueden urbanizar suelo para posteriormente realizar una promoción conjunta o pueden urbanizar para reparcelar en unidades unifamiliares y posteriormente ofrecerlas a los vecinos mediante oferta pública de suelo. Los interesados tienen de plazo hasta mediados de julio, una vez que se ha publicado la convocatoria en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA).

La consejera ha recordado que esta iniciativa pertenece al plan de vivienda "Vive en Andalucía 2020-2030", aprobado hace un año por el Gobierno andaluz y que tiene entre sus objetivos principales los de activar todos los mecanismos posibles para aumentar el parque de viviendas a precio asequible. En el caso de la provincia de Málaga ya se han puesto en marcha proyectos por más de 110 millones de euros en medidas como ayudas a la rehabilitación, el alquiler o la promoción de viviendas.

Carazo ha destacado en el foro, celebrado en los Baños del Carmen, el "giro" en las políticas de viviendas, con el impulso por parte de la Junta de Andalucía de un programa que subvenciona hasta un 40% de la construcción de viviendas en alquiler tanto a promotores públicos como privados. "En mandatos anteriores no se había impulsado ni una sola promoción de estas característica a pesar de la demanda", ha afirmado.

El Programa de Fomento del Parque de Alquiler, que según la Junta ahora están aplicando otras comunidades tras la experiencia de Andalucía, permitirá la construcción de hasta 3.000 viviendas en tres años. "Sólo en Málaga, gracias a las convocatorias de 2019 y 2020, se desarrollarán 628 nuevas viviendas, 476 en la capital", ha indicado.

La consejera ha adelantado que este año se abrirá una tercera convocatoria con un presupuesto de 28,7 millones de euros que permitirá poner en marcha entre 800 y 900 viviendas más.

El plan va dirigido a la reactivación del sector inmobiliario, y pretende ofrecer "viviendas a precio asequible y creación de empleo". Carazo cree que los resultoados ya se están empezando a ver en los números, ya que los visados se han incrementado un 3,3% en el primer trimestre de este año.