20 de marzo de 2012
20.03.2012
Multas que oscilan entre los 750 y 3.000 euros

Multa a 118 bares por la ocupación de sus terrazas en la calle

Gestrisam ya está tramitando las primeras multas por exceso de mesas y sillas en la vía pública

20.03.2012 | 06:00

Algo más de un centenar de establecimientos hosteleros de la ciudad recibirán en los próximos meses las multas por ocupar más metros de los autorizados en la vía pública, en lo que suponen las primeras sanciones impuestas por el Ayuntamiento de Málaga para atajar este problema.

La delegada municipal de Promoción Empresarial, Esther Molina, explicó que durante el año pasado se tramitaron 1.870 apercibimientos a bares y restaurantes por superar sus terrazas la superficie autorizada. «El primer paso ha sido liquidarles la ocupación de hecho que tenían, cobrándoles las mesas y sillas que estaban instaladas sin autorización».

Estos expedientes fueron remitidos a Gestrisam para tramitar las sanciones y se han concretado en 118 establecimientos multados en lo que llevamos de año y que se enfrentan a multas de entre 750 y 3.000 euros.

«Gestrisam lleva tiempo trabajando en estos expedientes y en breve se empezará a informar de las sanciones a los establecimientos», adelantó Molina, quien no descarta que esta cifra aumente a lo largo del año en la medida que se vayan realizando más inspecciones.

Concentración. El grueso principal de los bares y restaurantes que están con sanciones pendientes se concentran en Teatinos, Centro Histórico, Pedregalejo y El Palo, que coinciden con las zonas de mayor concentración de establecimientos hosteleros y problemas de calles ocupadas por terrazas.

Molina insistió en que, de forma paralela a las sanciones que tramita Gestrisam, están elaborando «planes de aprovechamientos específicos para cada zona» y que permitirá consensuar con los propios empresarios el cumplimiento de la ordenanza de ocupación de la vía pública. De hecho, la delegada municipal de Promoción Empresarial destacó que han iniciado las conversaciones con los empresarios de Pedregalejo y El Palo y que ya han tenido los primeros contactos con la asociación de hosteleros del Centro. «El diálogo tiene que prevalecer ante todo, pero los procedimientos sancionadores siguen abiertos y continúan adelante», aseguró Esther Molina.

«Hay dos vías para resolver el problema de las terrazas, aplicar la legalidad y apelar a la buena voluntad de los empresarios», algo que la delegada de Promoción Empresarial considera clave para que haya «una buena convivencia, que es la única forma de que se respeten los derechos de todos».

Cinco calles controladas. El Ayuntamiento de Málaga ha elaborado cinco planes de aprovechamiento en otras tantas calles del Centro Histórico, con el objetivo de controlar la excesiva ocupación de las terrazas en la calle. Las calles Bolsa, Strachan, la plaza de las Flores, Uncibay y la plaza de la Merced son las vías que cuentan con un plan cerrado con los empresarios, delimitando de forma clara los espacios que estarán ocupadas por las terrazas. 

Está en desarrollo un sexto plan en La Malagueta y se está hablando con los empresarios de Pedregalejo y El Palo.



Además, el Ayuntamiento tiene pendiente de adjudicar un concurso convocado en verano para realizar planos y controlar el cumplimiento de la ordenanza de Ocupación de la Vía Pública, tanto en venta ambulante y atracciones, como las mesas y sillas de hostelería, con una duración de dos años.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine