28 de abril de 2012
28.04.2012
La Opinión de Málaga
España:
Casos:
117.710
Fallecidos:
10.935
Recuperados:
30.513
Mundo:
Casos:
1.016.424
Fallecidos:
53.240
Recuperados:
213.140
Actualizado: 03-04-20 11:54h
Datos de la EPA

Málaga suma casi 255 parados al día en el primer trimestre de reforma laboral

La provincia alcanza un nuevo techo de 274.900 desempleados y multiplica por cuatro la cifra respecto a 2007

28.04.2012 | 02:44
Málaga suma casi 255 parados al día en el primer trimestre de reforma laboral

La tasa llega al 34,61% tras un trimestre que se ceba con las mujeres España alcanza los 5,6 millones y un paro del 24,4%

Tal y como se temía, el paro ha vuelto a firmar cifras récord al cierre del primer trimestre del año 2012, a pesar de la entrada en vigor el pasado mes de febrero de la reforma laboral. La provincia de Málaga sumó casi 23.200 nuevos desempleados –casi 255 al día– entre los meses de enero y marzo, y alcanza ya una terrorífica tasa de paro del 34,61%, con 274.900 personas buscando trabajo, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA).

La comparación con las cifras de paro que se manejaban antes de la llegada de la crisis resulta muy dolorosa: a inicios de 2007 Málaga presentaba una tasa mínima de paro del 10,44%, con sólo 71.900 desempleados; cinco años después, esa cifra se ha multiplicado por cuatro. La tasa malagueña se sitúa actualmente 10,17 puntos por encima de la estatal y supera también a la regional en 1,44 puntos.

Se da la circunstancia, además, de que la subida del paro en la provincia ha estado acaparada por las mujeres, cuya tasa ha pasado del 30,99% al 36% mientras que la del hombre sólo sube del 32,16% al 33,35%. El reparto entre sexos del paro en Málaga es ahora de 139.500 hombres y 135.800 mujeres. Una posible explicación, según los sindicatos, radica en que ellas poseen contratos más precarios y son más numerosas en categorías del mundo de la hostelería y el turismo como camareras de pisos, cocinas e integrantes de limpieza office, que pasan al paro en los meses de temporada baja.

Sea como fuere, hasta ahora el tope de paro alcanzado por Málaga correspondía al primer trimestre de este pasado 2011, cuando se llegó a los 258.000 desempleados y una tasa máxima del 32,73%. El anterior récord negativo data del primer trimestre de 1996, cuando se registró un 33,65%, aunque hablamos de niveles de población distintos: entonces los parados reales de Málaga eran sólo 160.100 y la población activa apenas pasaba de las 475.000 personas. Hoy en cambio, la provincia roza los 800.000 activos, 20.000 más que hace un año, fruto sobre todo de los jóvenes que se incorporan al mercado laboral.

Tasas históricas. En España, el número de parados subió en 365.900 en el primer trimestre y alcanzó los 5.639.500, en tanto que la tasa de paro aumentó 1,59 puntos, hasta situarse en el 24,44% de la población activa, la más alta desde el primer trimestre de 1994. Los datos de la EPA, publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), arrojan así la tercera mayor subida del paro en un trimestre desde 1976, fecha desde la que hay datos comparables. En Andalucía, el número de desempleados aumentó en 81.100 personas durante el primer trimestre del año, hasta llegar a los 1.329.600 desempleados, con lo que la tasa de paro se disparó hasta el histórico porcentaje del 33,17%, la mayor de todas las comunidades.

Con estos resultados, la tasa nacional del 24,44% supera la que ha previsto el Gobierno para 2012 en su cuadro macroeconómico, situada en el 24,3%. El ministro de Economía, Luis de Guindos, avanzó que la tasa de paro bajará ligeramente en 2013, aunque el Ejecutivo prevé antes que este mismo año alcance hasta el 25%, según el secretario de Estado de Economía Fernando Jiménez Latorre, quien insistió en que los efectos de la reforma laboral se verán a medio plazo.

Críticas sindicales. Las reacciones por parte de los agentes sociales, como es lógico, fueron de pesadumbre. El secretario general de CCOO en Málaga, Antonio Herrera, dijo que la EPA refleja que «estamos en una pura y llana recesión económica» y certifica el «fracaso» tanto de la política de recortes aplicada por el Gobierno como de la reforma laboral. «Los datos corresponden ya a la gestión del PP, que no puede escudarse en la herencia recibida. Hay que apostar por la inversión para reactivar el crecimiento de forma urgente», comentó Herrera, para quien las perspectivas laborales en Málaga son «nulas».

«Tan sólo hay posibilidades en el sector servicios. No hay industria, no hay desarrollo, no hay investigación y seguimos con el crédito estrangulado por los bancos», afirmó.

Por su parte, el secretario malagueño de UGT, Manuel Ferrer, recordó que los parados de larga duración superan ya los 86.000 y criticó que la reforma, en vez de crear empleo, «esté precarizando aún más las condiciones laborales, legalizando el despido libre y barato o incluso gratuito». Ferrer reprochó al presidente, Mariano Rajoy, que aplique «políticas sectarias» que no fueron anunciadas en campaña.

La Confederación de Empresarios de Málaga (CEM) calificó los datos como «graves», y recordó que la tasa malagueña es la tercera más alta de nivel provincial tras las de Cádiz (36,37%) y Almería (35,28%), además de la ciudad autónoma de Ceuta (35,51%).

«Los datos evidencian el desgaste que la crisis económica supone para familias y pymes, generando una dinámica de pérdida de empleos que, tras más de cuatro años, no remite», comentaron los empresarios que, no obstante, recordaron que el paro sube tradicionalmente en el primer trimestre por la temporada baja turística y a la espera de las contrataciones estacionales de Semana Santa y para el periodo estival, por lo que no se descarta que los datos puedan mejorar ligeramente en los trimestres segundo y tercero de 2012.

La CEM reconoció además que no espera que la reforma laboral facilite la creación de empleo a corto plazo, ya que su eficacia irá «supeditada» a la toma de decisiones en otros ámbitos de la economía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook