30 de agosto de 2013
30.08.2013
Los asaltantes eran dos hermanos y un primo

Cae un grupo organizado itinerante que robaba en viviendas de Andalucía

Los detenidos forzaron las puertas de hasta 15 casas en la comunidad, aprovechando que sus moradores se encontraban de vacaciones

30.08.2013 | 05:00
Comisaría Provincial de Málaga.

La Policía Nacional detuvo en Málaga a los tres integrantes de un grupo itinerante que robaba en casas de Andalucía, aprovechando que sus moradores se encontraban de vacaciones para desvalijar los domicilios de objetos valiosos que encontraban

Los asaltantes, dos hermanos y un primo, utilizaban palanquetas para forzar las puertas de los domicilios, para luego sustraer cualquier objeto de valor fácilmente transportable y, además, se alojaban con identidades falsas en hoteles de las ciudades donde cometían los asaltos.
El grupo había perpetrado hasta 15 robos en la comunidad andaluza y, según indicó ayer la Policía Nacional en un comunicado, el modus operandi de los asaltantes se caracterizaba por la movilidad que tenían a lo largo del territorio nacional, ya que habían recorrido varias comunidades autónomas en busca de domicilios vacíos.

Los miembros de este grupo viajaron desde Galicia hasta Sevilla, donde cometieron siete robos, y en Málaga, donde llevaron a cabo ocho más. En estas ciudades, según informaron fuentes policiales, quedaban alojados un escaso periodo de tiempo para trasladarse, posteriormente, a otra ciudad en busca de más domicilios vacíos.

Además, solían tomar grandes medidas de seguridad y actuaban de una manera rápida para evitar que la policía les localizara y detuviera, como así ocurrió finalmente.

De esta manera, el grupo daba una batida por la zona elegida para llevar a cabo los robos, con el objetivo de detectar viviendas desocupadas, hecho que conocían, ya que llamaban con insistencia a los porteros automáticos para seleccionar bloques en los que pudiesen haber varios objetos accesibles. Después volvían a su vehículo y recogían las herramientas con las que, posteriormente, forzarían las puertas de los distintos domicilios.

Los tres detenidos se repartían las funciones. Mientras que uno se encargaba de las labores de vigilancia, para evitar llamar la atención de algún vecino o de la propia seguridad, los otros dos restantes forzaban la entrada de las viviendas y comenzaban el asalto y el desvalijamiento de los objetos más preciados de las mismas.

Así, mientras estaban realizando uno de los asaltos a domicilios, fueron sorprendidos por agentes de la Policía Nacional. En dicho momento portaban diversas joyas y objetos valiosos que acababan de sustraer de una vivienda.

La operación que ha desmantelado este grupo organizado ha sido llevada a cabo de forma conjunta por agentes del grupo de Robos de la Jefatura Superior de Policía de Sevilla y por la Comisaría Provincial de Málaga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp