25 de septiembre de 2014
25.09.2014
Municipal

El avispero de la Gerencia de Urbanismo

Leonor Muñoz, presidenta del Colegio de Aparejadores, asciende de manera meteórica de técnico raso a nueva jefa de Licencias, tras la destitución de Teresa Domingo

25.09.2014 | 05:00
Leonor Muñoz, la nueva jefa de Licencias y presidenta del Colegio de Arquitectos Técnicos.

La destituida seguirá en Urbanismo pese a que se le ofrecieron otras salidas

­Teresa Domingo, la todopoderosa y conflictiva jefa del departamento de Licencias de la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Málaga, dejó de serlo ayer por la mañana por decisión del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y del concejal de Urbanismo, Francisco Pomares. Aunque la decisión estaba tomada, «desde el verano», según Pomares de acuerdo con el alcalde, no pensaban hacerla efectiva hasta el 1 de octubre. Sin embargo, ésta se precipitó en la mañana de ayer tras publicar La Opinión de Málaga la noticia sobre su cese.

Su sustituta será otra mujer, Leonor Muñoz Pastrana, una aparejadora que venía del Instituto Municipal de la Vivienda y llegó a Urbanismo en 2008, hace apenas seis años, en las últimas oposiciones convocadas por el organismo. Dentro de la Gerencia es técnica en el área de Inspección Técnica de Edificios (ITE) y aún no había ostentado ninguna jefatura. Su ascenso, por tanto, es meteórico y singular, tal como resaltaban ayer desde el comité de empresa donde mostraban su extrañeza por un ascenso tan espectacular y en tan breve tiempo.

Leonor Muñoz es a su vez presidenta del Colegio de Arquitectos Técnicos (aparejadores) de Málaga, cargo que tendrá que dejar al ser incompatible con su nueva jefatura. En su favor el concejal de Urbanismo señaló «su experiencia profesional» y su «buena capacidad de gestión y del trabajo en equipo adquirida como responsable del Colegio de Aparejadores».

La sorpresa sin embargo saltó a última hora de la mañana cuando se desveló que Teresa Domingo, a la que se le había ofrecido como destino a elegir el Instituto Municipal de la Vivienda (IMV) o el área de Movilidad, se quedará finalmente en la Gerencia de Urbanismo. En concreto, irá al departamento de Arquitectura e Infraestructuras, bajo las órdenes de Javier Pérez de la Fuente. Domingo ocupará un puesto de jefa de servicio que es la categoría que tiene adquirida.

Aunque formalmente Teresa Domingo deja la jefatura en Urbanismo por los problemas internos generados por el trato hostil y desconsiderado que dispensa a los trabajadores a su cargo, según denuncian varios trabajdores y el comité de empresa, lo cierto es que dos factores concretos han precipitado su cese. El primero es el conflicto generado en la urbanización Arenal 2000 donde ha levantado decenas de multas y expedientes de infracción contra los vecinos de esa zona que han levantado pérgolas o cerrado patios y garajes sin permiso. Desde el primer momento Domingo fue partidaria de aplicar la normativa y la legislación sobre esos vecinos sin atenuantes. Tenía la razón de su parte, pero desde otras áreas políticas como la Alcaldía o la concejalía del distrito de Cruz de Humilladero se defendía y se defiende un trato más «benevolente», en palabras del propio alcalde. Domingo no quiso ceder y le han apartado.

El otro gran conflicto es su enfrentamiento personal y profesional con el gerente de Urbanismo, José Cardador, con el que ha mantenido auténticas broncas por sus diferencias a la hora de aplicar la normativa urbanística. Aquí también ha llevado las de perder.

Con todo, su destitución se hacía notar ayer mismo, según el presidente del comité de empresa de Urbanismo, Manuel Marques, que calificó de «alivio para los trabajadores» el cese de Domingo y señalaba que ya el clima de trabajo en su departamento era «más distendido».

En el orden puramente político el alcalde señaló que con la destitución de Domingo la situación «quedaba normalizada», lo que deja entrever que había un escenario de conflictos hasta ahora. De la Torre, que valoró «el trabajo, la entrega y el esfuerzo» de Domingo, justificó su cese señalando que «la tarea actual y las perspectivas futuras lo hacían conveniente». «Es un cambio como ocurre muchas veces en un organismo, cumplida y desarrollada una tarea», añadió.

Por su parte, la oposición ha aprovechado para arremeter otra vez contra lo que consideran «un desgobierno en la Gerencia de Urbanismo y contra el «caos ante los continuos cambios organizativos internos, que han dado lugar a una situación de inseguridad e inestabilidad» en la política urbanística de la ciudad.

El portavoz de IU, Eduardo Zorrilla, indicó que los últimos cambios manifiestan «la continua improvisación» del equipo de gobierno y «un aplazamiento de las reestructuraciones» que requiere este organismo.

El concejal socialista Sergio Brenes, por su parte, pidió al alcalde que acabe con «el desgobierno existente» y aseguró que en el último año han pasado por la dirección de la Gerencia tres concejales de esta área, dos coordinadores, dos gerentes y hasta tres remodelaciones «con ceses de distintos jefes de departamento sin que haya más razones que las guerras internas del propio equipo de gobierno del PP».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook