12 de noviembre de 2014
12.11.2014
Ayudas públicas

Vivienda, dispuesta a modificar el reparto de ayudas de rehabilitación

El equipo de gobierno acepta una iniciativa del PSOE para introducir cambios en la baremación de las ayudas,

12.11.2014 | 00:38
Las ayudas concedidas a La Equitativa han motivado a los socialistas a pedir que se cambien los criterios.

Con esta reforma recibarán más quienes acrediten menos capacidad económica.

­El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Málaga está dispuesto a modificar los criterios para la concesión de ayudas a la rehabilitación de edificios, de manera que los criterios económicos tengan igual o mayor peso que los técnicos para que dichas ayudas no sean indiscriminadas y vayan a quienes demuestren que tienen menor capacidad económica para afrontar las reformas de sus inmuebles, según explicó ayer el edil de Vivienda, Francisco Pomares.

La iniciativa partió del PSOE a raíz de una información publicada por este periódico sobre las ayudas concedidas por el Instituto Municipal de la Vivienda (IMV) a los propietarios de La Equitativa para las obras de reforma de este conocido inmueble, pese a que eran obras obligadas dado que el edificio no había pasado la Inspección Técnica de Edificios (ITE).

Reparto equitativo El PSOE pidió entonces un replanteamiento de la ordenanza que gestiona las subvenciones de manera que se extremen los requisitos, especialmente los relativos a la capacidad económica de los solicitantes para que estas ayudas lleguen a quienes realmente la necesitan y se reduzca a «quienes tienen sobrada capacidad económica» para abordar las obras de rehabilitación.

El concejal socialista Sergio Brenes planteó ayer en el consejo rector del IMV esta iniciativa, argumentando además que las ayudas indiscriminadas creaban un malestar ciudadano al conocer que iban a propietarios con suficiente capacidad económica.

Por su parte, el concejal de Vivienda reconoció que este malestar «es lógico» y que «debemos evitarlo». A su juicio no es necesario cambiar la ordenanza, sino la ponderación económica o los criterios de baremación».

Defendió que la convocatoria debe seguir abierta a todo el mundo y que las ayudas deben seguir llegando a todos los que la soliciten y cumplan lo establecido «pero si creemos necesario cambiar la baremación económica para que el reparto sea distinto y tengan más ayudas los que más necesidades acrediten, no hay inconveniente en estudiarlo y en incorporar nuevos criterios cuando la nueva convocatoria se ponga en marcha, será en esa convocatoria cuando podamos introducir los cambios que la oposición considera para hacer más equitativo el reparto de las ayudas».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook