17 de diciembre de 2014
17.12.2014
La Opinión de Málaga
Nochebuena

La solidaridad vale 6 euros

Los Ángeles Malagueños de la Noche darán de cenar en Nochebuena a más de 3.000 personas pollo asado y tortilla de patatas gracias a la ayuda de la sociedad

17.12.2014 | 05:00
Los voluntarios, el año pasado en Nochebuena repartiendo comida.

Un total de treinta asadores de pollos y comida casera reunirán a miles de personas en una misma iniciativa ante la caseta de Los Ángeles Malagueños de la Noche. Muchos ayudarán a que sea posible cediendo su tarde noche para repartir comida, otros, lo habrán hecho previamente pagando menús. El resto cenará en compañía.

Más de 3.000 personas cenaron en la Nochebuena de 2013 pollo asado y tortilla de patatas. Este menú, de lujo para la inmensa mayoría de ellos, nació de la solidaridad de miles de malagueños que decidieron aportar su granito de arena a la causa «Invita a cenar a un desconocido». La iniciativa, promovida por la asociación Los Ángeles Malagueños de la Noche, pretende darle un plus a la solidaridad de todos sus colaboradores, a los que se pide que aporten seis euros para dar una cena «decente» a miles de personas que hacen cola para tener algo que llevarse a la boca en la noche más familiar del año. Este menú se complementa con los alimentos donados por empresas y particulares: aceite, leche, polvorones, turrones, vino dulce, galletas, legumbres, pastas, pan, refrescos, cacao y café.

El año pasado la iniciativa desbordó las previsiones. Las de los donantes, que llegaron a los 3.000, y la de usuarios, que se multiplicaron al otro lado del Guadalmedina.

«Es gratificante ver tanta ilusión. Los voluntarios se vuelcan para hacer más felices a quiénes están en la cola», señala el presidente de la entidad solidaria, Antonio Meléndez, que pide un poco de ayuda para este año superar la cifra del año pasado o, al menos, mantenerla.
Los menús pueden adquirirse en treinta asadores de pollos de Málaga. En el clásico asador San Juan, que ahora se ha mudado enfrente del Mercado de Atarazanas, reconocen que se venden bien, pero en menor medida que el año pasado. Puede que el poder adquisitivo de los malagueños haya mermado o que aún queden los rezagados que compran a última hora. Pero en Málaga la solidaridad tiene precio: seis euros. O lo que es lo mismo, lo que vale una entrada de cine, una copa en un bar tras la cena de empresa o una caja de bombones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook