25 de abril de 2015
25.04.2015
Reconocimiento

El juez Torres Vela recibe la Cruz de la Orden de San Raimundo de Peñafort

El ex juez decano de Málaga y expresidente de la Audiencia recordó sus 35 años de carrera judicial

25.04.2015 | 10:12
Del Río, Torres, en el centro, y Álvaro Cuesta, vocal del CGPJ.

­Manuel Torres Vela lo ha sido todo en la justicia: magistrado, juez decano de Málaga, presidente de la Audiencia Provincial durante 11 años y vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Por eso, la sala cuatro de la Ciudad de la Justicia estaba ayer repleta de primeros espadas de la judicatura y la Fiscalía para rendirle un homenaje y acompañarle el día en el que recibía la Cruz de la Orden de San Raimundo de Peñafort, de la primera clase, tras 35 años de carrera, 28 de ellos en Málaga.

El acto estuvo presidido por el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), Lorenzo del Río, y al mismo asistieron el fiscal jefe, Juan Carlos López Caballero, y el presidente de la Audiencia Provincial, Antonio Alcalá, así como varios fiscales jefes y presidentes de audiencias españolas.

«Ha cambiado casi todo en la justicia», aseguró a los periodistas un emocionado Torres Vela, quien recordó que cuando llegó a Málaga en 1986 sólo había tres secciones en la Audiencia Provincial, hoy hay nueve y sólo 17 o 18 juzgados, cuando en la capital actualmente hay más de ochenta.

Así, indicó que también ha cambiado el tipo de asuntos, de hecho, él ya en su época hablaba de que Málaga «era una pequeña Audiencia Nacional», una apreciación que después la sucesión interminable de macroprocesos ha hecho buena. Torres Vela subrayó que se ha producido un cambio cualitativo y cuantitativo muy significativo y que ellos trataron de adaptarse a los nuevos tiempos para que la justicia funcione de la mejor manera, «pero siendo conscientes de que hay muchísimas carencias».

Lorenzo del Río, por su parte, destacó la trayectoria humana y profesional de Manuel Torres Vela y se mostró muy satisfecho de haber podido compartir a su lado muchos momentos dada sus «cualidades».

La Cruz de la Orden de San Raimundo de Peñafort se concede para premiar los méritos y servicios de los ciudadanos en el ámbito de la justicia y, especialmente, por su dedicación y esfuerzo a favor de los juzgados y tribunales o, de forma más amplia, por su compromiso con la Administración de Justicia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp