26 de febrero de 2017
26.02.2017
Volviendo la mirada

El cuento del centro de discapacitados

La tensión entre PP y PSOE llega a máximos históricos en lo que va de mandato y la Diputación se convierte en banco de pruebas para la carrera municipal

26.02.2017 | 16:15
Francisco Conejo y Antonia García visitan el centro de discapacitados psíquicos del Guadalmedina, que, en la imagen, se muestra en mal estado.

Palos cruzados en la Diputación. Más que nunca y con la carrera por el Ayuntamiento de Málaga como único trasfondo. El pasado miércoles, se generó un revuelo tremendo a raíz de una denuncia hecha por el PSOE. El centro de discapacitados psíquicos del Guadalmedina estaría en unas condiciones deplorables. Para dar credibilidad a su denuncia, Francisco Conejo agregó unas imágenes que muestran unas instalaciones en mal estado, donde las cucarachas que pululan todavía son el menor de los problemas. En el PP montan en cólera al considerar que se está faltando de manera torticera a la realidad. Unas 24 horas después, tras convocar un gabinete de crisis, el equipo de gobierno popular decide contraatacar y convoca a los medios para que visiten las instalaciones. De lo que parecía un centro sacado de cualquier película de terror ambientada en un manicomio tenebroso, se pasó a unos cuartos que bien podían haber sacado de un catálogo de Ikea. Cuando el periodista se debe limitar únicamente a puntuar con escrupulosa corrección lo que ve, desde el PSOE hablan de «un lavado de cara hecho a última hora». La falsa intención de tratarse con amabilidad y educación ha dado lugar a una tensión que muchos aseguran que ya no se rebajará hasta que se celebren las municipales de 2019. «Esto va a ser la guerra a partir de ahora», intuyen desde ambos partidos, y con el resto de formaciones como espectadores de lujo. El día que Juan Cassá descubra que el Ayuntamiento de Málaga también se asalta desde la Diputación, igual se arrepiente de no ser él el portavoz en vez de Gonzalo Sichar.

Lucha 2.0. En el PSOE han detectado, eso creen, que pueden arrasar con el uso de las nuevas tecnologías y desde hace un tiempo se han volcado en la denuncia a través de las redes sociales. Por ello han querido viralizar un vídeo en el que se contraponen las imágenes del centro de discapacitados con los planos que muestran una ambiciosa reforma y muestran a La Malagueta reconvertida en un templo de ocio con posibilidad de acoger festejos taurinos incluidos. «Así gobierna Elías Bendodo en la Diputación de Málaga. La plaza de toros tiene cuatro millones de presupuesto y el centro de discapacitados psíquicos tiene cero euros», critican. En el PP piensan hablan de que Conejo ha «perdido definitivamente el norte» y fue Lourdes Burgos, en una de sus primeras apariciones en público, la encargada de manifestar el malestar que había creado el supuesto bulo promovido por el PSOE. Si de aquí a 2019 ambos partidos son capaces de mantener en alto el espectáculo, se prevén días de gloria. Donde esté una buena lucha encarnizada, que se quite un debate sosegado deben pensar algunos.

Donde hay abierto un debate sobre el futuro inmediato es también en Ciudadanos. Fuentes del partido confirman que las horas de Sichar como portavoz al frente de la formación naranja podrían estar contadas. Él lo sabe y en el partido están viendo como perpetrar la ejecución de la manera menos sangrienta. Ahí lo borda el propio Sichar. Cuando más está en la picota su nombre o, quizá, porque ya se ve destronado, sale a alabar a UPyD. «No olvidemos el gran aporte que fue en la lucha contra la corrupción», dijo sobre su antiguo partido.

La puerta de salida también le espera a la diputada de malagueña en el Parlamento andaluz. Mari Carmen Prieto ha decidido tirar una granada antes de irse y habla de un partido que funciona muy en vertical y con unas primarias de cartón piedra. La metralla amenaza con salpicar y bastante en lo que queda de mandato.

Horas bajas Eran los reyes de la imagen, pero están dando más que hablar por sus líos de alcoba y por la condena al padre de Ramón Espinar que por otra cosa. Alberto Montero se encuentra en mitad del campo de combate y por lo pronto el secretario general de Podemos en Málaga ha pagado el precio de apoyar a Íñigo Errejón. El insiste en que no está en el punto de mira. Pero por lo pronto ha sido desterrado al gallinero en el hemiciclo del Congreso. Hay que retorcer la realidad para pensar que no es un gesto que va mucho más allá del mero morbo periodístico. Todo apunta a que el futuro de Montero vuelva a estar en la Universidad más pronto que tarde. Otra mala señal para un partido que iban camino de cambiar el país y ahora lo que están montando es un espectáculo.

Visita en AVE a Rajoy

Elías Bendodo cogerá mañana a primera hora un AVE dirección a Madrid. Asistirá a un desayuno informativo en honor a Juanma Moreno. En el PP creen que la clave está que no decaiga el interés por el presidente de los populares andaluces, ahora que Susana Díaz está a punto de adentrarse en caladeros desconocidos. Moreno será introducido por el propio Mariano Rajoy. Un espejo en el que mirarse, cuando la resistencia es uno de los máximos valores para un candidato del PP en Andalucía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp