28 de enero de 2018
28.01.2018
El boom de los patinetes

La revolución del patinete eléctrico llega a Málaga

Con sólo pasear un par de minutos una tarde por el Muelle Uno se puede constatar la cantidad de patinetes eléctricos, un producto sencillo y cómodo, que circulan por Málaga

28.01.2018 | 23:09
Varios turistas pasean con patinetes eléctricos alquilados en el paseo marítimo de Marbella.

La Federación Española de Municipios y Provincias quiere homogeneizar la normativa de estos vehículos para que sea igual en todas las ciudades - Las ventas de estos nuevos escúteres se dispararon en 2017, mientras que aumenta la polémica en torno a su regulación - El Ayuntamiento de Málaga estudia cambiar la ordenanza a partir de las instrucciones lanzadas por la DGT

Se percibe muy lejana la época en la que solo se escuchaban los pasos de las personas por las calles. Después vino el sonido generado por los coches; ahora, nos encontramos con otro medio de transporte que ha venido para conquistar el mercado: el patinete eléctrico.

El año 2016 inició el boom de los patinetes eléctricos y, en 2017, la cifra de ventas se incrementó en un 1.500%. Hay razones para pensar que en la próxima década este medio de transporte dominará el mercado de vehículos eléctricos. De hecho, ya han comenzado a colonizar las calles.

¿Por qué se está convirtiendo en un instrumento tan popular? En primer lugar, permite que las personas no pierdan tiempo con el tráfico y la masificación de coches, suponiendo un adiós al atasco. Antonio Lima, ciudadano malagueño que posee un patín eléctrico Scooter, indica cuál es su principal ventaja: «Al final, el transporte público se está convirtiendo en algo que cada vez es más caro. El patinete eléctrico es mucho más económico a largo plazo; yo tengo uno de los modelos más populares y no me costó más de 300 euros», comenta.

En Málaga, es imposible pasear por el Muelle Uno sin tropezarse con un patinete eléctrico. Sin embargo, no todo el mundo está contento con su presencia: «Ya no se puede caminar por las calles como antes. Ahora tengo que tener mucho cuidado porque algunos van a una velocidad que como te pillen te arrolla», indica Carmen. Hay muchas personas que comparten esta opinión y que exigen un cambio en la regulación.

En Valencia se aprobará en los próximos meses una regulación basada en la idea de que los patinetes son medios de transporte, por lo que su uso deportivo solo se permitirá en zonas como pistas de skate mientras que, como medio de locomoción, se les permitirá ir por el carril bici. En Málaga, la teniente de alcalde del Área de Movilidad, Elvira Maeso, informa que se está estudiando cambiar la ordenanza basándose en la Instrucción de Vehículos de Movilidad Personal lanzada por la Dirección General de Tráfico (DGT). Maeso señala que en la capital no se ha producido ningún tipo de incidente con este medio de transporte y recuerda la ordenanza actual: «De momento, tal y como está la ordenanza, pueden actuar por la acera, pero siempre dándole prioridad al peatón y nunca a mayor velocidad que el peatón», apunta.

En la Federación Española de Municipios y Provincias hay un grupo trabajando en un plan que presentarán el próximo mes de junio y que tiene la intención de homogeneizar la normativa de los patinetes eléctricos para que sea igual en todas las ciudades españolas. Sin embargo, hasta que no salgan a la luz estos proyectos, los patinetes seguirán circulando por un asfalto cada vez menos acostumbrado a sentir las pisadas humanas.

Amantes de los patinetes proponen alternativas para no dificultar la circulación de los peatones y evitar posibles accidentes. Miguel Pérez, dueño de un patinete eléctrico, reconoce que pasear con estos aparatos por el centro de la ciudad no es la mejor opción: «Yo entiendo que pueda molestar a la gente y que dificulte el paso; yo suelo ir a parques o a sitios donde no haya gente paseando». Además, Miguel piensa que los patinetes eléctricos no van a ser nunca sustitutivos de otros medios de transporte: «Decir que estos skates sustituirán a las bicicletas es un poco insensato.
Está bien como modo de entretenimiento, pero no puedes estar mucho tiempo con él porque en una hora se agota la batería».

¿Ha llegado este nuevo medio de transporte para quedarse o será una moda pasajera al estilo de los cigarrillos eléctricos? Está por ver, pero lo que sí sabemos es que la regulación actual no se respeta y que ciudadanos malagueños exigen un cambio para evitar que haya en las calles más máquinas que personas.

@jorgecasue_96

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook