11 de octubre de 2018
11.10.2018
Tribunales

El último revés judicial obliga a Limasa a ceder y negociará la aplicación del convenio

La concejala Teresa Porras ofreció ayer esta negociación, que se iniciará hoy con una primera reunión entre una comisión del comité y la empresa para cuantificar la deuda con la plantila

11.10.2018 | 05:00
Parte del comité de empresa de Limasa ante la sede de la Ciudad de la Justicia.

El comité exigirá sin discusión la subida salarial del 1,5% desde 2012; la paga de productividad y la ayuda de diciembre y negociará el resto de derechos.

La sentencia del juzgado de lo Social 12 que desestima todas las pretensiones de la empresa Limasa y del Ayuntamiento de introducir en el convenio colectivo los acuerdos parciales firmados entre 2012 y 2016 ha terminado por torcer la voluntad municipal y ayer la concejala de Servicios Operativos, Teresa Porras, se reunió con el comité de empresa para ofrecerle sentarse a negociar. Del encuentró salió que hoy jueves una comisión del comité de empresa se reunirá con la dirección de la empresa para iniciar esas negociaciones y «trasladar la sentencia» al convenio y a euros.

El traslado de la sentencia al convenio significa que la plantilla debe recuperar el 1,5% de subida salarial de 2012 que quedó eliminada (en 2010 se pactó una subida del 2% pero luego se aplicó sólo el 0,5%); la recuperación de la paga de productividad, cifrada en 1.431 euros ahora, pero que con las subidas anuales, se coloca en 1.683 euros; poder trabajar los 15 días festivos del año, de manera opcional, a 140 euros por día, y la recuperación de la ayuda de diciembre (cesta de Navidad, valorada en 68 euros).

El convenio preveía también el descanso en fin de semana, cosa que ya se ha repuesto desde enero de este año y que las vacaciones se tomen sólo entre los meses de mayo a septiembre, lo que también se está aplicando .

La plantilla considera «innegociable» la subida salarial del 1,5 desde 2012, la paga de productividad y la ayuda de diciembre, a efectos de «devolución económica», según señaló el presidente del comité, Manuel Belmonte.

¿Qué estaría dispuesto a negociar el comité?: la cuantificación del ahorro que ha tenido la empresa en estos años por eliminar el descanso de fin de semana, modificar las vacaciones o por impedir el trabajo en días festivos. Después de descontar de ese ahorro lo que ha supuesto la contratación de personal temporal, el comité cifra entre 8 o 9 millones de euros la cantidad anual que se ha ahorrado la empresa por no aplicar estos derechos.

A partir de hoy, empresa y trabajadores volverán a sentarse a negociar tras varios años sin hacerlo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

12 de diciembre

Inscríbete gratis al Málaga City Hub

Málaga Cityhub es una cita para dar con las claves para prosperar en materia de formación, innovación, emprendimiento o energía en la ciudad

 

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp