28 de enero de 2019
28.01.2019
La Opinión de Málaga
Rescate de Julen

"La cicatriz va a quedar para siempre en Totalán"

Medio centenar de personas participan en el minuto de silencio celebrado en Totalán, con el recuerdo presente de los 13 días de trabajo en el rescate de Julen

28.01.2019 | 17:56
"La cicatriz va a quedar para siempre en Totalán"

"La cicatriz va a quedar para siempre", ha afirmado el alcalde de Totalán, Miguel Ángel Escaño, respecto al trágico suceso del niño Julen, de 2 años, cuyo cuerpo sin vida fue encontrado el pasado sábado tras trece días de operativo de rescate en un profundo y estrecho pozo en el que se le buscaba a las afueras de la localidad.

Alrededor de medio centenar de personas han acudido este lunes al minuto de silencio que se ha realizado al mediodía por tercera jornada consecutiva en las puertas del Ayuntamiento durante el tercer y último día de luto decretado por el consistorio, en el que las banderas han ondeado a media asta o con un crespón negro.

El alcalde ha declarado a los medios que "no hay punto y final en esta historia", sino que todavía quedan "muchas cosas que hacer", en referencia al apoyo que precisa la familia tras el trágico suceso y a las diligencias judiciales que ya se han abierto para investigar lo ocurrido.

"Todos los vecinos están muy implicados y han vivido en primera persona todo el transcurso", ha resaltado Escaño, que ha apuntado que la marca física que ha quedado en el pueblo, la de las tierras revueltas donde se rescató el cuerpo del pequeño, está ya a disposición judicial para su investigación.

Junto a la casa en la que se improvisó el puesto de mando del operativo de rescate, esta mañana todavía quedaban estacionadas algunas brocas y camiones-grúa, que deberán volver a sus labores habituales tras dos semanas en las que los cuerpos de seguridad y los habitantes del pueblo se han volcado.

Una de las vecinas asistentes al minuto de silencio, visiblemente afectada, ha expresado que "la angustia no se va" y que siente que tiene a Julen "aquí dentro" de sí misma.

Varios de los presentes en el minuto de silencio han sostenido un cartel que rezaba "Julen en nuestros corazones", una iniciativa de la escuela infantil "Azahar", que también ha llevado a la concentración a una decena de niños de hasta 3 años acompañados de sus padres y con globos con forma de corazón rojos y blancos en los que se podían leer las palabras "Julen" y "Totalán".

La maestra y directora de esta escuela infantil -la única del pueblo-, Paula, ha contado que las profesoras se han sentido "muy tocadas" por el suceso, ya que Julen tenía una edad similar a la de los niños que ella cuidan.

"Es como si hubiera un alumno nuestro", ha sentenciado la directora, que desde la guardería -situada frente a la montaña- ha podido seguir "día a día" los intentos de rescate y ha querido recordar al pequeño mediante este "detalle" de la escuela infantil.

"Le he explicado a los niños que en Totalán tenemos un ángel y que le vamos a hacer una cosa bonita", ha relatado esta maestra, a la que le gustaría que el cartel que ha ideado y ejecutado personalmente le llegara a los padres de Julen.

José Vázquez, vecino de Totalán "de toda la vida" -según ha indicado a Efe-, ha explicado que, durante el operativo de rescate, escuchó todas las noches el trabajo de las máquinas, lo que ha supuesto una espera que en el pueblo ha supuesto "una pesadilla grande".

"Poquito a poco el pueblo irá volviendo a la tranquilidad, pero ahora mismo está roto totalmente", ha destacado Vázquez, que no recuerda ninguna "cicatriz" parecida en esta localidad, Totalán, en la que ha desarrollado su vida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas