19 de febrero de 2019
19.02.2019
Autoridad portuaria

Carlos Rubio será el nuevo presidente del Puerto de Málaga y releva a Paulino Plata

El exsubdelegado del Gobierno con José María Aznar vuelve a la capital para ocupar un cargo de responsabilidad y le gana la partida a Joaquín Ramírez

19.02.2019 | 05:00
Una imagen de archivo de Carlos Rubio, durante su paso por el Ayuntamiento de Marbella.

El Consejo de Gobierno de Juanma Moreno aprobará hoy su nombramiento en Sevilla.

El cambio de poder en la Junta de Andalucía brinda al PP la oportunidad de premiar a uno de los suyos con uno de los cargos más jugosos que puede ofrecer el amplio organigrama de la Junta de Andalucía. «La joya de la corona». No es la expresión más original, pero así se refieren en los círculos políticos a la presidencia del Puerto de Málaga. Ya tiene nuevo dueño: Carlos Rubio. Su nombramiento será aprobado hoy en el Consejo de Gobierno de Juanma Moreno, que se reúne esta mañana en Sevilla.

Luego, el portavoz del Gobierno, Elías Bendodo, hará oficial la designación de Rubio, que viene a sustituir al socialista Paulino Plata. El de Antequera lleva al frente de la presidencia desde el año 2013, cuando tomó el relevo de José Sánchez Maldonado, que dimitió en su día alegando motivos personales. El nombramiento de Rubio fue confirmado por fuentes del PP a este periódico.

Vuelve una cara conocida de una década anterior a Málaga. Rubio, de 57 años, cuenta con un amplio pasado político y ha desempeñado diferentes puestos de responsabilidad. Fue subdelegado del Gobierno en Málaga con el expresidente José María Aznar. Un cargo que desempeñó desde 1998 hasta 2004. Cuando Aznar perdió el Gobierno a manos de José Luis Rodríguez Zapatero, el actual alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, contrató a Rubio como coordinador de los distritos y del área de seguridad en el Ayuntamiento de Málaga. De la capital de la provincia, dio el salto a Marbella. Rubio fue uno de los designados por el PP para integrar la comisión gestora que dirigió el Ayuntamiento de Marbella hasta las elecciones municipales de 2007. Rubio es funcionario del Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado y luego prosiguió su carrera en Marbella, donde ocupó cargos de confianza de alto rango con la actual alcaldesa, Ángeles Muñoz. Fue, también, coordinador de Hacienda y Administración Pública del Ayuntamiento de Marbella. Su amplia y larga trayectoria política y su nombramiento confirman, también, la idiosincrasia que ha adquirido la presidencia del Puerto. «Era el puesto ansiado por las viejas glorias», asegura un cargo de la Junta del PP.

En clave política, el nombramiento corresponde a Génova. En la carrera por la presidencia del PP, Rubio se decantó desde el minuto uno por el actual líder de los populares a nivel nacional, Pablo Casado. El Puerto de Málaga, además de suponer estar al frente de una infraestructura de gran relevancia, ofrece uno de los sueldos más altos dentro de la esfera pública. Entre fijos y variables, es de 78.388 euros brutos al año. Como era de esperar, el Puerto contaba con más aspirantes dentro del PP. Uno de ellos, según confirmaron las mismas fuentes populares, el expresidente del PP y actual senador, Joaquín Ramírez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas