10 de abril de 2019
10.04.2019
La Opinión de Málaga
Tribunales

Los acusados de la muerte de Pablo Podadera, condenados a tres años de cárcel

El jurado popular considera que los jóvenes que dieron una paliza al joven no tenían intenciones asesinas, pero si de causar "mucho daño"

10.04.2019 | 15:25
Una imagen del juicio por la muerte de Pablo Podadera, en la Ciudad de la Justicia.

Los dos procesados acusados de matar a golpes a un joven que celebraba su 22 cumpleaños y que intervino en una pelea a la que era completamente ajeno, en la puerta de la Sala Theatro, en Málaga capital, han sido condenados a una pena de tres años y dos meses de prisión cada uno de ellos.

Los acusados han sido condenados por un delito de lesiones dolosas en concurso medial con un delito de homicidio imprudente después de que el jurado popular considerase que los procesados no tuvieron intención de asesinar como mantenían las acusaciones, según la sentencia, a la que ha tenido acceso Efe.

Además tendrán que indemnizar conjunta y solidariamente a cada uno de los progenitores con 80.000 euros en concepto de daño moral y a la hermana con 20.000 euros.

En el fallo se procede también a la puesta en libertad de ambos acusados ya que están a punto de cumplir dos años de privación de libertad provisional y la sentencia no es firme, aunque tendrán que comparecer los días 1 y 15 de cada mes, con retirada de pasaporte y con la prohibición de salida de territorio sin autorización judicial.

Los miembros del jurado consideraron que los jóvenes no tuvieron intención de matar pero sí de causarle "mucho daño" y argumentaron que aunque los golpes no iban dirigidos a producirle la muerte y no tenían motivo previo para ello, si propinaron los golpes con "mucha maldad".

Los hechos ocurrieron el 20 de abril de 2017 cuando la víctima salió con sus amigos para celebrar su 22 cumpleaños y tras visitar varios bares, ya de madrugada, acudieron a la Sala Theatro.

Sobre las 4:35 horas, la víctima salió al exterior en compañía de un amigo y observaron una discusión.

Las acusaciones mantienen que la víctima intentó mediar y para tratar de apaciguar los ánimos puso una mano en el torso de uno de los acusados pero recibió por detrás de forma totalmente sorpresiva violentos puñetazos de dos de los acusados.

Personada la Policía Local y la ambulancia evacuaron inmediatamente al herido tras varios intentos de reanimación y el joven falleció a las 13.00 horas del 21 de abril en el Hospital Clínico Universitario de Málaga.

En los hechos probados se explica que la víctima recibió dos puñetazos en la cabeza y cara además de dos patadas, siendo estas lesiones, posiblemente el conjunto de ellas, las que provocaron la hemorragia cerebral masiva y el consecuente fallecimiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook