28 de agosto de 2019
28.08.2019
La Opinión de Málaga
Puerto de Málaga

La apertura del CATE del puerto sigue pendiente

La construcción del centro ha venido acompañado por cierta polémica relacionada con las características de los módulos

28.08.2019 | 05:00
La ministra Magdalena Valerio, durante su visita al nuevo centro de acogida de personas inmigrantes de la Cruz Roja.

La apertura del Centro de Atención Temporal de Extranjeros (CATE) de Málaga, ubicado en el puerto, sigue a la espera de que el Gobierno central dé el paso definitivo. Aunque se trata de una infraestructura dependiente del Ministerio de Interior, su anunciada puesta de largo también saltó a la palestra durante la presencia en Málaga de la ministra en funciones de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, quien aprovechó para apuntar que «aunque no se ha inaugurado todavía, me comentan que está preparado ya para funcionar».

Hasta el momento, el Ejecutivo en funciones de Pedro Sánchez ha incumplido la promesa en la que dio por seguro que a lo largo de este verano ya estaría en funcionamiento este recinto del Ministerio del Interior, que contará con unas 300 plazas destinadas a la atención de los inmigrantes que sean socorridos en el mar.

Sin ir más lejos, en una visita realizada a la capital malagueña durante el pasado mes de junio, el ministro en funciones del Interior, Fernando Grande-Marlaska, explicó que la puesta en marcha sería inminente y la fijó para julio.

Sin embargo, el CATE sigue sin ser una realidad después de que las obras fuesen iniciadas en mayo y la implantación de esta infraestructura en Málaga fuese anunciada en otoño del año pasado, tras la llegada masiva de unos 400 inmigrantes a la costa andaluza.

El desarrollo de un proyecto como el CATE ha venido acompañado por cierta polémica relacionada con las características de los módulos que lo integran y las posibles condiciones abocadas a la escasez de espacio en las que serían atendidos los inmigrantes tras ser rescatados. No obstante, este mismo mes de agosto Adelante Málaga y Unidas Podemos anunciaron una serie de iniciativas que piden que en este equipamiento se garantice el respeto de los derechos humanos.

«Lo que se está a punto de abrir es un CATE en peores condiciones que las que tienen las personas detenidas», denunció Eduardo Zorrilla para referirse a una hipotética situación menos favorable que la que se vive en los calabozos policiales.


Compartir en Twitter
Compartir en Facebook