22 de diciembre de 2019
22.12.2019
La Opinión de Málaga
Infraestructuras

El PSOE pide asfaltar un camino para evitar que 15 familias de la capital quedan aisladas

La concejala Lorena Doña asegura que los vecinos han pedido al alcalde asfaltar el Camino de la Yesera, en La Palma-Palmilla, que queda impracticable cada vez que hay lluvias torrenciales

22.12.2019 | 17:43
Zona del Camino de la Yesera, en Málaga capital.

La concejala socialista en el Ayuntamiento de Málaga Lorena Doña ha exigido al equipo de gobierno del PP y de Ciudadanos que responda "urgentemente" a un escrito a la Junta de Distrito de Palma-Palmilla, que insta al asfaltado del Camino de la Yesera, una vía que "siempre queda impracticable cuando hay lluvias torrenciales, dejando a unas 15 familias completamente aisladas".

Según ha manifestado la edil del PSOE, a través de un comunicado, el alcalde, Francisco de la Torre, "debe prestar atención a esta zona de la localidad, donde se acumulan escombros a ambos lados del camino terrizo y que impiden la evacuación de aguas durante la lluvia".

La concejala socialista envió el pasado 13 de septiembre a petición de los vecinos un escrito al concejal del PP delegado del distrito "para que tomara cartas en el asunto". En la misiva, se informaba de que las arquetas de la zona "carecen de tapadera, por lo que se puede dar lugar a accidentes con graves consecuencias", provocando la caída de personas a varios metros de profundidad.

"Hasta el momento, para evitar que los viandantes se caigan en su interior, han dispuesto elementos de taponamiento no homologados e inseguros, como es el caso de chapas y tablones", ha dicho la socialista, apuntando que "no son los materiales adecuados para cubrir las arquetas, pero es que el Ayuntamiento no ha pasado por aquí ni siquiera para ver que esto es un peligro, según los vecinos".

Asimismo, los vecinos de Camino de la Yesera, según los socialistas, "llevan meses advirtiendo al equipo de gobierno del PP que hay pozos al descubierto en este núcleo de población del distrito de Palma-Palmilla".

A finales de 2018, el Consistorio realizó la supervisión de uno de los pozos, a la altura aproximada del número 128. "Sin embargo, los vecinos lamentan que otro se ha quedado sin tapar. Es el de menos profundidad, unos siete metros, pero sigue siendo un peligro para los transeúntes que caminen despistados, con escasa visibilidad o por la noche", ha manifestado.

Por eso, la concejala del PSOE alenta al Ayuntamiento de Málaga "a responder a un escrito dirigido al edil popular responsable del distrito hace tres meses, alertando de la existencia de estos dos grandes pozos sin tapar, en los que cabe una persona y podría dar con sus huesos a gran profundidad".

Además, Doña ha precisado que "una vez finalizados los trabajos en la zona se dejó una pendiente de tierra y se taponó la cuneta, por lo que en el momento que comience a llover el camino se hará intransitable y los vecinos no podrán acceder a sus viviendas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook