25 de mayo de 2020
25.05.2020
La Opinión de Málaga
España:
Casos:
235.400
Fallecidos:
26.834
Recuperados:
150.376‬
Mundo:
Casos:
5.541.660
Fallecidos:
347.371
Recuperados:
2.320.457
Actualizado: 25-5-20 17:11h
Tráfico

Las autoescuelas de Málaga se preparan para reabrir con 4.400 alumnos ya preparados para el examen práctico

Volverán a la actividad el 1 de junio, con el acceso a la fase 2 - Los coches serán desinfectados tras cada examen y sólo viajará un alumno por vehículo

25.05.2020 | 11:52
Coches de autoescuelas frente a la Jefatura Provincial de Tráfico, en una imagen de hace unos meses.

Las autoescuelas de Málaga se preparan para reabrir el próximo lunes 1 de junio, cuando se produzca el previsible acceso de la provincia a la fase 2 de la desescalada, con un volumen de unos 15.000 alumnos con el teórico aprobado y, de ellos, con 4.400 alumnos que, cuando se decretó el estado de alarma, contaban ya con la preparación necesaria para realizar el examen práctico del carné de conducir.

Los exámenes teóricos para el carné se retomarán el día 5 en Málaga capital y los prácticos a partir del 8 de junio. En las comarcas se reanudarán unos días más tarde. Esta decisión ha sido consensuada entre Tráfico y las autoescuelas.

El presidente de la Asociación Provincial de Autoescuelas de Málaga (APAE), Antonio Martín, ha recordado que 1.400 de estas personas estaban ya convocadas por Tráfico para hacer la prueba, un proceso que quedó interrumpido con la situación de confinamiento y que ahora comenzará a desatascarse, aunque falta por conocer el día exacto en el que la Jefatura Provincial reanudará la realización de los exámenes prácticos.

"Empezaremos a llamar a todos estos alumnos a la largo de la semana pero creemos, de entrada, que no va a producirse un tapón excesivo ni muchas demoras en el plazo de examen. Los primeros, eso sí, serán los que ya estaban citados antes del estado de alarma en marzo y que se quedaron sin poder presentarse", ha explicado a este periódico. La APAE apunta, por otro lado, que todavía no sabe cuántas personas de las que están ya formadas para el examen solicitarán de inmediato poder ir a la prueba, ya que las circunstancias excepcionales de esta pandemia pueden haber motivado un cambio de planes en algunas personas y familias.

El sector de las autoescuelas de Málaga, reunido este lunes en asamblea, también ha decidido de forma mayoritaria acogerse a un nuevo sistema instaurado por la DGT (y denominado Capa) para regular el acceso a las pruebas prácticas. Se establecerá así un sistema de ratio con el que se dará prioridad a las autoescuelas con mayor número de aprobados en el primer intento, entre otros factores. De esta manera, se establecerán cupos de mayor o menor tamaño en función de eso. Martín ha afirmado que esta nueva fórmula es más equitativa y permitirá a las autoescuelas conocer con más antelación y de forma precisa el calendario en el que pueden presentar a sus alumnos.

Tráfico ya ha comunicado las medidas específicas y precauciones necesarias para minimizar riesgos tras consultar a todas las asociaciones del sector y los sindicatos. Se manejan medidas de prevención como el uso de mascarillas y guantes por parte del alumno, el profesor de autoescuela y el examinador.

Además, en el coche sólo viajará el alumno examinado, y no dos como hasta ahora, cuando se aprovechaba un trayecto de ida y vuelta a la Jefatura para realizar dos pruebas. A partir de ahora, cada examen saldrá y acabará en la sede de Tráfico. En el vehículo habrá geles desinfectantes para limpiar el volante y otras superficies al término de cada prueba, labor que corresponderá al profesor de la autoescuela. También se deberá ventilar el coche entre examen y examen.

Se sabe que cada examinador de la DGT realizará en su jornada laboral un máximo de diez pruebas de aptitud de circulación en vías abiertas (hasta hora eran doce), con el objetivo de minorar el riesgo para la salud de este colectivo.

En el momento en que la prueba sea declarada no apta por acumulación de faltas o comisión de una falta eliminatoria, se interrumpirá. El examen no continuará para no prolongar la situación de contacto social. Las explicaciones sobre la realización del examen se darán siempre fuera del vehículo, manteniendo la distancia recomendada

La entrada en la fase 2 de Málaga comportará la reincorporación del 50% de la plantilla de examinadores (en la provincia hay algo más de 25, lo que supondría unos 13 de entrada) y no será hasta la fase 3 (en teoría, a mitad de junio para el caso de la provincia) cuando ya estén operativos el 100% (a excepción de los que presenten alguna patología o circunstancia que desaconseje su vuelta inmediata al trabajo). La jornada de los examinadores es de siete horas al día pero se prevé que sólo estén cinco haciendo exámenes para reducir el tiempo de mayor riesgo de contagio.

Por otro lado, se va a mantener el servicio de exámenes todo el periodo estival. "Debido a la situación excepcional que se está viviendo este año, las jefaturas programarán exámenes durante todo el verano en todo el territorio nacional", ha explicado la DGT. Tráfico también ha recordado que los permisos y licencias de conducción, así como otras autorizaciones administrativas para conducir, cuyo periodo de vigencia venza durante el estado de alarma y sus sucesivas prórrogas, quedarán automáticamente prorrogados hasta 60 días después de su finalización.

Por otra parte, en los locales de las autoescuelas también se está hablitando la señalética y cartelería vinculada al mantenimiento de las distancias de seguridad. Las aulas no podrán superar un tercio de su aforo. No obstante, deberán priorizar, siempre que sea posible, las modalidades de formación a distancia y online. Los centros deberán poner a disposición del público dispensadores de geles hidroalcohólicos o desinfectantes con actividad virucida autorizados y registrados por el Ministerio de Sanidad, que deberán estar siempre en condiciones de uso.

Aparte de las mascarillas y los guantes, la APAE señála que también serán muy recomendables en el día a día de las autoescuelas los protectores faciales. De hecho, la asociación ya ha hecho un primer pedido de 200 protectores para suministrar las autoescuelas que así lo pidan, aunque lo lógico es que cada empresa haga también acopio del diverso material por su cuenta.

Respecto a los exámenes teóricos, Martín ha añadido que las pruebas en las comarcas se desarrollan en centros propiedad de los ayuntamientos de Marbella, Ronda y Antequera, por lo que tendrán que ser estas administraciones las que aseguran que esos locales se ajustan a las normas de seguridad que establezca la DGT. En el caso de Málaga capital, los test teóricos se desarrollan en la misma Jefatura.

Debido a la necesaria distancia de separación entre aspirantes, la capacidad de las aulas de examen se verá disminuida, de modo que en la medida que sea posible se incrementarán las convocatorias para dar respuesta a la demanda. Los aspirantes deberán llevar siempre guantes y mascarillas que deberán traer consigo y dispondrán de hidrogel para su uso cuando sea necesario. Durante todo el examen se garantizará la distancia mínima de dos metros entre alumnos.

En el plano laboral, el responsable de APAE ha recordado que en la provincia de Málaga hay más de 300 autoescuelas con alrededor de 2.000 trabajadores, prácticamente todos incluidos en expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) desde que se declaró el estado de alarma.

Martín ha explicado, que con la vuelta a la actividad, los empleados serán reincorporados a sus puestos, aunque de forma progresiva y en función de la demanda que se perciba. "Igual algunos administrativos vuelven ya esta semana, pero la mayor parte lo hará con la fase 2, que es cuando podremos volver a dar clase y haya ya un calendario conocido de exámenes", ha comentado.

El sector vivirá momentos complicados, según ha apuntado, porque durante dos meses los ingresos han sido nulos y está por ver ahora el nivel de de actividad que recupera el sector. La esperanza es que el verano suele siempre ser una buena época para las autoescuelas, al ser un periodo que los estudiantes aprovechan para sacarse el carné de conducir. Los efectos de la pandemia en el comportamiento de los clientes, en todo caso, hacen difícil establecer un pronóstico del ritmo del negocio a corto plazo.

"Esperamos que el verano sea una tabla de salvación. En el sector tenemos unos ingresos muy ajustados en lo que cobramos a los alumnos y necesitamos que la situación se vaya normalizando, pero siempre con la seguridad con la salud de nuestros trabajadores y clientes por delante", ha dicho Martín. El coste medio de un carné de conducir en Málaga suele moverse entre los 650 y los 750 euros si se aprueban los dos exámenes a la primera, según la APAE.

Las autoescuelas han vivido ya otros momentos económicos difíciles, como el derivado de la huelga de seis meses que protagonizaron en 2017. Ahora, la crisis del coronavirus supone un nuevo varapalo para el sector y APAE no descarta que sus consecuencias puedan terminar abocando al cierre de algún negocio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook