05 de octubre de 2020
05.10.2020
La Opinión de Málaga
Entrevista

"Si las empresas de patinetes incumplen, no se les renovaría la autorización al año siguiente"

José del Río es concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Málaga

05.10.2020 | 05:00
José del Río, edil de Movilidad de Málaga, en el centro de control del tráfico de Tabacalera.

Del Río es un veterano de la política malagueña que ha cumplido con uno de los mandatos que le había hecho el alcalde para este mandato: elaborar y sacar adelante una ordenanza de Movilidad, un texto que saca a las bicicletas y los patinetes de las aceras y zonas peatonales. Del Río asegura que eso va a ser así

La nueva ordenanza de Movilidad es ya una realidad. Su reto es garantizar la convivencia entre ciclistas, patinetes y peatones, algo muy complicado pero que el edil del área, José del Río, dice ver factible. No en vano, trabaja en una serie de medidas para hacer más seguro el discurrir de bicis y patinetes por la calzada. En esta entrevista, repasa los principales asuntos de su departamento.

La ordenanza de Movilidad, según ha defendido usted, saca a las bicicletas y los patinetes de la acera y las zonas peatonales. ¿Esta previsión es realista?
Sí, tenemos claro que esta ordenanza tiene tres ejes principales: el peatón, la bicicleta y los vehículos de movilidad personal. Estoy convencido de que los malagueños nos piden de una forma definitiva que saquemos ese tipo de vehículos de las aceras y de las zonas peatonales, pero también tengo que decir que antes de que entre en marcha la ordenanza vamos a hacer una serie de itinerarios seguros para velar por el desplazamiento y la seguridad también de las bicicletas y los vehículos de movilidad personal. Es una realidad. En ello estamos. Lo vamos a intentar a hacer antes de que la ordenanza entre en vigor.

La oposición dice que va a haber mucha inseguridad si las bicicletas y los patinetes van por el carril derecho, aunque se discurra a 30 km/h...
Cada día tenemos que mentalizar más al conductor de que tiene que contar con un vehículo, en este caso la bicicleta y los vehículos de movilidad personal, que se incorporan a la circulación, van a circular por el carril de la derecha en las vías que tenemos en la ciudad, pero está claro que es muchísima más la seguridad que ganamos con respecto al peatón. Tenemos muchas zonas de paseo marítimo, peatonales. Es cierto que tenemos que mejorar esos carriles ciclables que, de alguna forma, hemos marcado en el confinamiento; prácticamente hemos llegado a 70 kilómetros, que hemos marcado en las vías de dos carriles para cada sentido; de hecho lo hemos marcado con una velocidad máxima de 30 km/h con la intención de que se le dé prioridad clara a la bicicleta y al vehículo de movilidad personal. La ciudad tiene carriles bici establecidos ya, esos carriles ciclables que hemos hecho en el confinamiento son casi 70 kilómetros, y ahora mismo estamos viendo en ciudades que han puesto en marcha este sistema: hablan de señalizar un carril calmado de tráfico, limitándolo a 30 km/h, pero además se ve claramente que el carril de la derecha se marca con una línea discontinua mucho más ancha, 30 centímetros, la otra tiene 15, donde se limita la velocidad; se marca claramente el carril preferencial para la bicicleta y los vehículos de movilidad personal, se complementa con señales verticales. De alguna forma estamos tomando medidas para hacer esos itinerarios y garantizar seguridad tanto a las bicicletas como a los vehículos de movilidad personal. Vamos a tener un compromiso importante, vamos a intentar unir los carriles bici ya existentes con los carriles ciclables. Si hago este carril comunico Puerto Sol, con el carril de la derecha seguro, con un itinerario de carril bici. Hacemos una red de carriles donde la ciudad a corto plazo, en dos meses o dos meses y medio, vamos a tener una serie de pruebas piloto que nos van a marcar claramente la apuesta del equipo de gobierno por garantizar y dar seguridad a las bicicletas y los vehículos de movilidad personal.

¿Son itinerarios seguros?
Una cosa son itinerarios seguros para bicicletas y vehículos de movilidad personal y otra cosa es el itinerario seguro para los peatones. Este equipo de gobierno, estos últimos años, ha hecho una apuesta muy clara por que el peatón tenga un itinerario seguro. Hemos convertido la ciudad en la zona Centro en espacios de paseos seguros para el peatón. El último ejemplo lo tenemos en la Alameda, donde había un 70% de uso del vehículo y un 30% para peatón, y hoy es al revés. Esa es nuestra línea. Hay que potenciar que el peatón se pueda desplazar por la ciudad de una forma segura. Hacer itinerarios caminando, recorridos cortos, y vamos a potenciar esos itinerarios.

¿Cómo se conectan esos carriles seguros con los carriles bici de siempre?
Con vías ciclables, que son compartidos, pero claramente delimitados por línea discontinua amarilla, más ancha que la normal que separa carriles, irán marcas viales en el suelo con el signo de la bicicleta y el patinete, y señales verticales que complementan esta señalización. Esos carriles ciclables son preferencialmente para la bicicleta. Tuve una reunión el otro día con el presidente de Ruedas Redondas, le expliqué lo que teníamos en marcha a corto plazo, antes de que la ordenanza entrara en vigor, y lo vio bastante bien, es una muestra clara de que el equipo de gobierno va a reforzar ese espacio seguro tanto para la bicicleta como para los vehículos de movilidad personal. Habrá que hacer campaña para los conductores, teniendo en cuenta que tienen que respetar que ese carril es de uso preferencial para esos vehículos y tomaremos todas las medidas necesarias, cuando digo todas digo que si es necesario que coloquemos radares para controlar la velocidad en esos carriles lo haremos. Está claro que es una apuesta importante de apoyo al vehículo de movilidad personal y la bicicleta. Tomaremos las medidas necesarias para que se lleve a buen término. No quiere decir que ese carril compartido no se pueda utilizar en momentos puntuales, pero si se utiliza la velocidad está clara. Máximo 30 km/h. De ellos hay 57 kilómetros, vamos a ir a más todavía para que quede mejor delimitado. Cuando terminemos el proyecto casi llegaremos a los 100 kilómetros.

La oposición ha criticado también que se deja poco espacio en la ordenanza para adelantar a los ciclistas...
La oposición, tengo que decirlo claramente, en este momento no sabía de lo que hablaba. La normativa dice claramente que en vías interurbanas, cuando se adelante a una bicicleta, hay que dejar un espacio mínimo de metro y medio. Pero en ciudad no establece ninguna distancia, habla de una distancia prudencial dependiendo de la velocidad a la que el vehículo vaya, ¿qué hemos hecho en la ordenanza? Establecer un metro como mínimo. Pero ellos siempre pensaban que nosotros en la ciudad no íbamos a respetar ese metro y medio. Es que no habla para nada el reglamento de metro y medio en la ciudad. Hay calles en nuestra ciudad que si dejáramos metro y medio no se podría adelantar a una bicicleta, aún yendo muy lento.

Ha habido muchas quejas por la convivencia entre los patinetes y el peatón. ¿La ordenanza va a limar esas asperezas?
Hemos creado el capítulo cuatro sólo para eso. Habla de la reglamentación de los vehículos de movilidad personal. Málaga va a ser pionera a nivel nacional, pocas ciudades han regulado en una ordenanza los vehículos de movilidad personal, sin embargo nosotros sí hemos cogido una normativa europea de 2013, la DGT se va a adaptar a esa normativa próximamente, y hemos considerado que la bicicleta y los vehículos de movilidad personal son vehículos y, por tanto, les son aplicables todas las normas generales de circulación. Eso es importante.

Dijo usted que los patinetes se van a desconectar automáticamente cuando lleguen a zonas peatonales. ¿Eso lo aseguran las empresas?
Sí, de hecho está en la ordenanza, queda muy claro. «Se establece la obligación para las empresas explotadoras de vehículos de movilidad personal de contar con sistemas que puedan desactivar de forma telemática y automática los dispositivos que entren a zonas restringidas al tráfico rodado, o zonas susceptibles de exclusión por motivos de seguridad». Si llegan Semana Santa o Feria y decimos no entran por determinadas calles, ellos tienen con su GPS, de forma telemática, la posibilidad de limitar el uso del patinete en determinadas zonas. Eso es obligatorio. Lo mismo que es obligatorio que tengan una oficina, un teléfono 24 horas. Un capítulo completo para regular esto. Para esas empresas es obligatorio el seguro de responsabilidad civil, mientras que para el resto de los usuarios es recomendable. Nosotros todos los años les vamos a dar una autorización, esa autorización es renovable, si por algunas circunstancias hemos intervenido patinetes y los tenemos en nuestros depósitos por incumplimiento de la empresa, no se le renovaría al año siguiente la autorización. Somos muy duros con las empresas y el seguimiento: eso de dejar un patinete en la acera, en cualquier espacio peatonal... vamos a ser muy estrictos. Ellos tienen que controlar su flota de patinetes y ver que están estacionados en los puntos autorizados.

¿Considera que las sanciones son duras?
Sanciones muy claras. Son 36 conductas negligentes u obligatorias que tenemos que sancionar: son entre 60 y 500 euros. Son sanciones importantes para que la persona se mentalice de que tiene que cuidar, y debe ser respetuoso en relación al vehículo que lleva.

Foto: Álex Zea

¿Qué situación atraviesa la EMT?
Bastante complicada, en la época de confinamiento bajamos a un 90% de usuarios, estábamos transportando el 10% de los pasajeros que teníamos en la misma época del año anterior. Estamos recuperando viajeros. Estamos en el 60%. Todavía tenemos un 40% menos, pero quisiera dar mensajes claros sobre la EMT: por parte del Gobierno se habló de que el transporte público era inseguro en cuanto al tema de contagios. Podemos decir con toda tranquilidad que el transporte público es totalmente seguro, porque estamos tomando una serie de medidas para garantizar ese espacio. En los primeros momentos de la pandemia, los medios de comunicación nacionales y algún ministro aconsejaban no usarlo. Todos los estudios científicos internacionales demuestran que no es contaminante el uso del transporte público. Fue el primer sector donde se estableció el uso de la mascarilla, que se cumple al 100%, mucho más que en el resto de sectores obligatorios. Los sistemas de ventilación de los autobuses son similares a los de un avión, disponen de filtros además de las ventilaciones continuas, apertura de puertas, ventanillas, etcétera. No hay ningún brote en estos momentos a nivel nacional en el transporte público. Ni siquiera con los conductores, que están relacionándose con el público. No hemos tenido ningún contagio en Málaga con respecto a los conductores de la EMT. Si ha habido algún contagio ha sido a título personal de alguno de los trabajadores en vacaciones, pero propiamente en el trabajo no. Recomendamos el uso del transporte público como un transporte seguro. Nuestra empresa fue la primera en conseguir la certificación Aenor como totalmente segura. En el tema económico, el Gobierno ha liberado 800 millones de euros para el transporte público de dependencia autonómica, los buses metropolitanos y los metros; tenían en un momento determinado la intención de liberar 400 millones de euros para el transporte público en las ciudades, pero fue rechazado. Esperemos que se den cuenta de que el transporte público, que es esencial, necesita ese apoyo económico, porque si no se haría inviable. Aparte de la inyección económica que se le hace todos los años a la EMT, si en los tres últimos tres meses nos mantenemos en la misma línea puede ser que haya una pérdida de 11 millones de euros, además de la inyección económica que todos los años le hacemos. El rescate es clave y vital. Muchas personas lo usan como único medio de desplazarse.

¿Cuánto se le inyecta a la EMT al año?
24 o 25 millones. Tendremos que meterle treinta y tantos millones de euros a una empresa que ahora mantiene todos los puestos de trabajo, tiene un servicio manteniendo todas las líneas y mejorándolas. Por ejemplo, en la Línea 1 hemos hecho una apuesta clara. Las últimas adquisiciones que se han hecho de diez vehículos híbridos. Y la línea 1 se ha potenciado con vehículos que tienen 18 metros, porque esa línea mueve más de 4,5 millones de pasajeros al año, muchos usuarios se quedaban en sus paradas. Estamos viendo claramente qué línea tenemos que potenciar.

Con las obras de la Junta y la aportación municipal parecen haberse reducido las colas del PTA, algo que también ocurre por el confinamiento y la pandemia. ¿Queda definitivamente solventado el tema del colapso?
Llevamos meses sin colapso. Hemos ganado mucho tiempo en accesos al PTA. Queda el carril BUS-VAO, que está ya construido, que es un carril inteligente donde la Junta va a hacer una apuesta clara por usarlo y ponerlo en servicio lo antes posible. Tenemos que hacer llegar tanto la bicicleta como los vehículos de movilidad personal al PTA, con itinerarios seguros. Lo hecho ha dado resultados muy positivos, y el acceso al PTA es hoy totalmente diferente a hace dos años. El gerente del PTA siempre está abierto a innovaciones, es clave el transporte sostenible: cualquier estación de patinetes, o de bicicleta, siempre es receptivo a que se pongan. Y que se muevan en el circuito interno, el PTA tiene 5 kilómetros o más de recorrido interno y es factible tener allí vehículos de movilidad sostenible para el desplazamiento interno.

El metro tendrá incidencia en la EMT cuando llegue al Centro...
No ha tenido grave incidencia en las líneas que se han puesto hasta ahora. Son transportes complementarios, incluso. Está claro que tendremos que reajustar, que mejorar líneas, yo creo que la EMT tiene un personal, un equipo directivo, que sabe ajustarse a los momentos que estamos viviendo, ordenar líneas y mostrar mejoras en circulares, en recorridos. La EMT ha seguido reinventándose para ser competitiva. Esta claro que cuando llegue el metro al Centro, alguna repercusión tendrá, pero estoy seguro de que seremos capaces de ser competitivos y mantener una EMT que tenga una garantía y un uso de los malagueños importante. Cuando llegue el metro al Centro tendremos que replantearnos el tráfico en la Alameda y en el Parque, eso es una mentalidad que tenemos a corto plazo. Habrá que estudiar nuevamente la utilización del vehículo privado en el Centro de la ciudad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook