Efectivos del Grupo de Investigación y Protección (GIP) de la Policía Local de Málaga han intervenido 120.000 euros a un vecino de Málaga de 46 años tras descubrir que portaba el dinero sin la declaración de movimientos de medios de pago obligatoria.

El denunciado fue sorprendido sobre las 20.00 horas del domingo 9 de mayo en calle Villanueva del Rosario, donde los policías locales le dieron el alto policial, observando cómo en el apoyabrazos del conductor había una bolsa de plástico con varios fajos de billetes, sumando la cantidad total de 15.000 euros, cantidad de la que no aclaraba su procedencia.

Los policías locales llevaron a cabo una inspección más exhaustiva del interior del vehículo, llegando a descubrir que tras el respaldo del asiento trasero del coche había un compartimento oculto en un doble fondo para evitar que pudiera ser visto desde el maletero, en el que había otra bolsa en cuyo interior había otros 105.00 euros.

El acceso a dicho habitáculo estaba supeditado a un laborioso sistema secuencial en el que era necesario arrancar el vehículo, activar uno de los botones del aire acondicionado y pulsar, en un mando a distancia inalámbrico ajeno al vehículo, uno de los botones del mismo y luego otro, tal y como pudieron averiguar los policías locales.

A preguntas de los agentes, el conductor únicamente manifestaba que el dinero se lo había dado un desconocido para hacérselo llegar a otro desconocido, manifestando que no sabía nada sobre el origen y destino del mismo.

La Ley 10/2010 de 28 de abril, de prevención del blanqueo de capitales, establece que "el movimiento por territorio nacional de medios de pago por importe igual o superior a 100.000 sin declarar" es una supuesta infracción al artículo 34 de la misma, lo que conlleva la intervención del dinero.

Los agentes solicitaron al infractor la declaración de movimientos de medios de pago obligatoria que justificara el movimiento de los 120.000 euros por territorio nacional, manifestando que carecía de la misma, por lo que, ante la presunta autoría de una infracción de blanqueo de capitales, los policías locales le intervinieron el dinero de forma cautelar, para ser ingresado en la cuenta que el Ministerio de Economía y Hacienda tiene al efecto.

Así, los policías locales levantaron la correspondiente acta de intervención de medios de pago, siendo remitida al Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias dependiente de la Secretaría de Estado de Economía.