El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha considerado que las nuevas medidas planteadas por la Junta de Andalucía contra el aumento de casos de COVID-19 en la comunidad autónoma son "las necesarias y prudentes para compatibilizar el mantenimiento de una cierta actividad económica y un esfuerzo en materia de control de contagios".

En declaraciones a los periodistas tras un acto, De la Torre ha indicado que el toque de queda de 02.00 a 07.00 horas para municipios con más de 5.000 habitantes que presenten una incidencia acumulada a 14 días de más de 1.000 casos por 100.000 habitantes "trata de dar respuesta a la situación que se genera con el final del ocio nocturno con personas en las calles o playas que así queda frenada".

Al respecto, ha considerado que "es acertado y los resultados aunque tardarán en verse, estarán ahí", apuntando que el dato de la incidencia en la capital este pasado martes --este miércoles está en 799,2 casos por cada 100.000 habitantes-- presenta un crecimiento "en un día que es muy fuerte en comparación con los demás, que ya eran altos".

Cierre de playas

En cuanto al cierre de las playas, planteado de 23.00 a 07.00 horas en aquellos municipios costeros que estén en los niveles 2, 3 y 4 de alerta --en los que está incluido la capital--, el alcalde ha indicado que "si es necesario de acuerdo con los datos se irá estableciendo".

"Hay que frenar porque sino estamos creando un problema al personal sanitario", ha dicho De la Torre, quien ha apelado a "un sentido mínimo de solidaridad para que no haya más presión en los centros de salud ni en los hospitales". "Si no hay reacción de solidaridad haremos nosotros lo que sea necesario hacer en el marco de lo que está señalando la Junta de Andalucía", ha aseverado.

Te puede interesar:

El alcalde ha insistido en que "tenemos que hacer todas las medidas que estén en nuestras manos para conseguir frenar" la producción de contagios y la presión sanitaria, y ha indicado que el cierre de las playas "es simple, con cinta si es necesario, además de que la Policía estará", recordando que en San Juan "cuando se dijo que no fuera, la gente cumplió y espero que haya una postura de colaborar sin necesidad de llegar a la prohibición".

En cuanto a la mascarilla, el regidor ha señalado que "es algo más que exigencia, nosotros recomendamos y, además, nuestra Policía multa y actúa los fines de semana y todos los días en relación con este tema", indicando que "podemos intensificar ahí la presión", aunque ha dicho que habrá que ir viéndolo en la medida que evolucionen los datos.