La hermandad de la Victoria ha anunciado este martes la suspensión de la procesión de la Patrona de Málaga del próxima 8 de septiembre. La corporación ha informado de que ha tomado esta decisión "tras efectuar las necesarias consultas y analizar la situación, dado que no se dan las circunstancias sanitarias adecuadas". Por este motivo, tampoco celebrará el rosario de la aurora que sirve para trasladar a la imagen a la Catedral a finales de agosto.

Será el segundo año consecutivo que la Virgen no pueda salir a la calle el día de su festividad por culpa de la pandemia de Covid-19, que ya ha suspendido, igualmente, la Semana Santa de 2020 y 2021 o la Feria de los dos últimos años. "Lamentablemente la evolución de la pandemia y las medidas en vigor impiden celebraciones de esta índole", explica igualmente la hermandad, que, descarta la opción de solicitar una dispensa al Obispado, que mantiene en vigor el decreto que prohíbe los actos de culto en la vía pública, así como los pertinentes permisos a la autoridad civil. De hecho, el Ayuntamiento de Málaga también ha rechazado que en septiembre se celebren otros eventos que impliquen aglomeraciones.

El predicador de la novena de este año será el párroco de la Amargura, Salvador Gil Canto, que no pudo celebrar el pasado año.