Málaga capital ha logrado salir hoy del riesgo alto de transmisión de la Covid-19 después de tres meses. Con una tasa de incidencia acumulada de 140,9 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, la localidad se adentra en el nivel medio de contagio, determinado para territorios con una tasa de entre 50 y 150 casos.

La capital de la Costa del Sol se suma así a la situación de la gran mayoría de las capitales andaluzas, todas en riesgo medio de transmisión salvo Sevilla, que sigue en riesgo alto, con una tasa de 209,4 casos por cada 100.000 habitantes. En el otro extremo, Cádiz es la que capital andaluza con la coyuntura epidemiológica más favorable, con 63,2 casos, seguida de Córdoba, con 96 casos; Jaén, con 114,4; Granada, con 139; Almería, con 145,5 casos y Huelva, con una tasa IA 149,5 casos.

Por otro lado, en la provincia solo queda una quincena de municipios por encima del riesgo medio de transmisión, donde viven 392.584 malagueños. De estos, siete se encuentran en riesgo extremo, con una tasa IA a 14 días superior a los 250 casos. Son:

Iznate (661,5 casos), Salares (578 casos), Alcaucín (482,7), Manilva (267,7 casos), Igualeja (265,9 casos), Arenas (254,8 casos) y Cuevas del Becerro (250,47 casos).

Los ocho municipios restantes se encuentran en riesgo alto de transmisión, con una tasa que oscila entre los 150 y los 250 positivos por cada 100.000 habitantes. Estos son:

Benalauría (228,3 casos), Marbella (197,1 casos), Torrox (195,06 casos), Estepona (185,11 casos), Álora (167,79 casos), Antequera (164,58 casos), Pizarra (158,83 casos) y Benalmádena (157,64 casos).

Asimismo, cerca de 38 pueblos de la provincia, todos con menos de 5.000 habitantes, no notifican positivos desde hace dos semanas. Entre ellos se encuentran Guaro, Totalán, Sedella, Benadalid, Jubrique, Genalguacil, Teba o Carratraca.

La incidencia cae un 82% en un mes

En términos generales, la provincia de Málaga ha experimentado otra caída en la incidencia en las últimas 24 horas, en concreto de 16,3 puntos, situándose en los 129 casos por cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas.

Si se compara la situación epidemiológica actual con la de hace un mes, la incidencia acumulada de la Covid-19 se ha desplomado casi 600 puntos, lo que supone un descenso del 82% en la tasa.

El pasado siete de agosto -el ocho fue domingo, por lo que no hubo actualización de positivos-, Málaga estaba en los 719 casos por cada 100.000 habitantes y notificó casi 1.000 nuevos contagios diarios. Hoy, ocho de septiembre, la tasa se ha contraído hasta los 129 positivos por cada 100.000 habitantes y se notifican 126 nuevos contagios en las últimas 24 horas.

Asimismo, hoy se lamentan dos fallecidos más con Covid-19, por lo que son ya 1.922 malagueños los que han perdido la vida desde que empezó la pandemia. El lado positivo es que 681 personas han conseguido superar la enfermedad, por lo que en la provincia la cifra de curados asciende hasta las 140.136 personas.

En relación a la presión asistencial, se ha registrado un ligero incremento. Aumentan en dos las hospitalizaciones, una en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Por tanto, la presión asistencial en los centros sanitarios de la provincia se mantiene en 212 hospitalizados, de los que 48 están en Críticos.

Andalucía

La misma tónica ha seguido la comunidad andaluza, que hoy también ha bajado del riesgo alto de transmisión del virus, en el que se encontraba desde abril. En las últimas 24 horas, la tasa de incidencia acumulada a 14 días ha caído hasta los 139,2 casos por cada 100.000 habitantes, por lo que entra en riesgo medio de contagios. En las últimas 24 horas, la comunidad ha sumado 680 nuevos positivos y 27 fallecidos, según los datos del Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA). En total, desde el inicio de la pandemia, Andalucía ha registrado ya 11.005 fallecidos y 792.756 contagiados.