Una hora ha durado este jueves la comisión de pleno de Transparencia del Ayuntamiento de Málaga. Así, una de las mociones que se ha aprobado, a propuesta del grupo municipal de IU y Podemos, que ha aceptado, por cierto, las enmiendas que ha lanzado la edil del ramo, Ruth Sarabia, incide en el compromiso de iniciar procedimientos y trámites para crear un registro de lobbies, una vez que haya regulación autonómica al respecto, además de crear una memoria y un informe anual "sobre la identidad, temática y resultados de las reuniones" que mantengan el alcalde, Francisco de la Torre, y los concejales.

Lo cierto es que la agenda del alcalde muestra todas las actividades diarias del regidor, pero, como ha explicado el edil de Adelante, Nicolás Sguiglia, hay reuniones, como por ejemplo la mantenida con los responsables del museo Hermitage, que no han sido publicadas por razones de discreción del proyecto. Sea como fuere, se ha aprobado por unanimidad crear ese registro de grupos de interés que tratan de influir en las decisiones y ordenanzas del Consistorio, y todos los grupos han apoyado también mantener y mejorar el "compromiso de hacer públicas todas las reuniones del alcalde con los grupos de interés", donde se incluye, expresamente y a petición de Sguiglia, si estos son promotores y empresas.

Ha sido rechazado, por ocho votos del PP, Cs y Juan Cassá, frente a los siete del PSOE, IU y Podemos, que la comisión de Transparencia actúe como órgano fiscalizador de los contratos que se impulsan en el Consistorio, sus organismos, sociedades municipales y entidades.

También se ha acordado (por unanimidad), a propuesta de Adelante, "seguir mejorando" la publicación en el portal de Gobierno Abierto del Ayuntamiento los mapas de situación de las autorizaciones de ocupación de la vía pública del Centro y Teatinos, así como agilizar las respuestas a las peticiones de solicitud de información. Asimismo, se ha rechazado (ocho votos frente a siete) instar al equipo de gobierno a que obligue a que todos los establecimientos autorizados para la ocupación de la vía pública con mesas, sillas, veladores o cualquier otro elemento, exhiban un cartel informativo situado en un lugar visible que contenga, "con un diseño homogéneo, facilitado por el Ayuntamiento, un mapa de la autorización, en la que cualquier ciudadano pueda tener claro con un vistazo la superficie de ocupación". Se rechaza que el equipo de gobierno deba obligar a los bares y restaurantes a exponer en un lugar visible el plano con la superficie autorizada y su vigencia.

También se ha aprobado por unanimidad seguir mejorando los tiempos de respuesta en las solicitudes de información de la oposición a propuesta del PSOE.