Policías locales especializados en el rastreo de fuentes abiertas de internet y redes sociales han identificado a un individuo de 20 años de edad, natural de Málaga, al que le acusan de un delito contra la seguridad vial por conducir un vehículo a motor de forma manifiestamente temeraria, poniendo en concreto peligro a un menor de edad que iba en el techo del coche.

La investigación se inició dentro del operativo denominado VisualTraffic, que se viene desarrollando por la Policía Local de Málaga con el objetivo de detectar conductas contrarias a las normas de tráfico, para, con ello, reforzar la vigilancia de la seguridad vial.

En este caso, la investigación ha sido ardua, ya que, a pesar de que culminó a finales del pasado mes de septiembre, los hechos ocurrieron en el mes de diciembre de 2019, iniciándose la investigación en el pasado año 2020 tras el visionado de los vídeos.

Los policías locales han analizado un total de cuatro vídeos, observándose en tres de ellos como el turismo circulaba por varias calles de Málaga con una persona sobre el techo, existiendo un grave y concreto peligro para su vida en caso de posible caída motivada por un accidente por la pérdida del control del vehículo o la necesidad de realizar una frenada de emergencia, entre otras circunstancias.

Aunque pueda parecer que la grabación fue llevada a cabo por el conductor, está realizada en lo que se conoce como modo espejo, con las imágenes giradas, siendo por tanto el copiloto la persona que graba.

A raíz del visionado de las imágenes, los policías locales pudieron determinar que el trayecto exacto del vehículo con la persona subida al techo se inició en calle Periana, siguiendo a continuación por calle Casarabonela hasta desembocar en Camino de San Rafael, volviendo posteriormente a las mismas calles anteriores hasta terminar girando a la izquierda en dirección contraria y parar justo frente al nº 9 de calle Ciudad de Andújar.

Grabado y subido a la red conduciendo a 187 kilómetros por hora

En cuanto al cuarto vídeo, en el estudio del mismo se observa al mismo conductor circulando por una vía de dos carriles de circulación, con señal de peligro por obras situada en el margen izquierdo, alcanzando una velocidad de hasta 187 kilómetros por hora, pudiendo haber incurrido en un delito de exceso de velocidad, ya que la conducción tiene lugar en una vía que no ha podido ser concretada en el estudio de las imágenes, pudiendo tratarse de una autovía con dos carriles de circulación en cada sentido.

Una vez analizados los videos, los policías locales pudieron concretar que el vehículo en cuestión era un turismo de la marca y modelo Seat León, logrando completar la matrícula del mismo y comprobando que la propiedad salía a nombre de una empresa de alquiler de vehículos, siendo un tercero la persona que figuraba en el contrato de alquiler, si bien las pesquisas policiales llevaron a la identificación tanto del conductor como del menor que circuló sobre el techo, que en el momento de los hechos contaba con 15 años de edad.

Todo lo investigado fue remitido al Grupo de Investigación de Accidentes y Atestados (GIAA) de la Policía Local de Málaga para su tramitación judicial, cuyos agentes contactaron con el conductor, que se personó en las dependencias, donde se le leyeron los derechos como investigado no detenido por la comisión de un delito contra la seguridad vial por conducir un vehículo a motor de forma manifiestamente temeraria, siendo el atestado remitido a la autoridad judicial.

Si bien el conductor poseía carné de conducir de clase B en vigor en el momento de los hechos, el pasado 10 de junio del presente año fue denunciado tras ser sorprendido circulando con un turismo careciendo de permiso por la pérdida total de los puntos legalmente asignados, incurriendo con ello en la autoría de un delito contra la seguridad vial.

Circula con dos menores con medio cuerpo fuera del coche

Por otro lado, un conductor natural y vecino de Málaga de 52 años de edad ha sido propuesto para sanción administrativa tras la investigación de otro vídeo subido a redes sociales, a raíz del cual policías locales han podido comprobar que los hechos se produjeron el pasado 23 de septiembre, observándose como el conductor de un turismo circulaba por avenida Moliere, sentido calle Pacífico, con dos personas, con apariencia de poder tratarse de menores de edad, que no hacían uso del cinturón de seguridad, sacando más de la mitad de su cuerpo por la ventana panorámica del techo del vehículo, con el consiguiente peligro para su integridad.

Tras diversas gestiones, los policías locales pudieron identificar al conductor, que reconoció los hechos manifestando que las dos personas que iban en el techo eran menores de edad.