El presupuesto consolidado de la Diputación de Málaga para 2022, que incluye a la propia institución, al Patronato de Recaudación Provincial y a la empresa pública Turismo y Planificación Costa del Sol, ascenderá a 352,3 millones de euros "para relanzar la recuperación económica".

Esta cantidad supone un incremento del 16,7% respecto a las cuentas vigentes si de ellas se detraen los 100 millones incluidos y que corresponden al préstamo extraordinario solicitado y adjudicado durante el ejercicio actual pero que se gastarán durante 2022.

Así lo han indicado a Europa Press fuentes del equipo de gobierno, que han señalado que son unos presupuestos "expansivos, que apuestan por el crecimiento de la provincia de Málaga y que quieren dar respuesta a los retos, desafíos y problemas de los ayuntamientos y de los sectores productivos malagueños".

Las cuentas ordinarias exclusivamente de la Diputación, presidida por Francisco Salado (PP), crecerán un 13,2%, hasta los 300 millones de euros, a los que hay que sumar los 52,3 millones destinados al Patronato de Recaudación Provincial y a Turismo y Planificación Costa del Sol.

El apoyo a la industria turística y a los sectores productivos de la provincia para la salida de la crisis provocada por la pandemia de la COVID-19, así como un plan de ayudas especiales para los municipios afectados por el incendio de Sierra Bermeja, marcarán las cuentas de 2022.

Por tanto, además del presupuesto de 352 millones de euros, en 2022 se invertirán los 100 millones de euros del préstamo solicitado con cargo a las cuentas de 2021, calificadas entonces como "históricas y extraordinarias" para hacer frente a la recuperación económica necesaria tras la pandemia y que se destinarán a obras y proyectos.

El objetivo, han añadido las fuentes, no es otro que "relanzar la recuperación económica, impulsar grandes iniciativas de interés provincial y atender necesidades históricas pendientes en todas las comarcas" malagueñas.

Atender el "desajuste" de la plusvalía

Este presupuesto para el próximo ejercicio, que se prevé aprobar en Pleno esta semana, estima, asimismo, que la Diputación aporte 2,5 millones al Patronato Provincial de Recaudación para cubrir el "desajuste presupuestario" ocasionado por la pérdida del impuesto de plusvalía tras la reciente sentencia del Tribunal Constitucional.

Las cuentas, las terceras elaboradas por el equipo de gobierno de coalición de PP y Ciudadanos, incluirán inversiones "importantes" para seguir avanzando en la Senda Litoral, para mejorar y potenciar la Gran Senda de Málaga y para poner en marcha el Corredor Verde del Guadalhorce, el mayor parque fluvial de España, que en un recorrido de más de 54 kilómetros pretende unir mediante una red de senderos y parques el paraje de la desembocadura del río Guadalhorce, desde el puente de madera construido por la Diputación de Málaga y el Ayuntamiento, hasta el Caminito del Rey en el Desfiladero del Chorro.

También habrá partidas para iniciar la senda circular del embalse de La Viñuela, una gran actuación medioambiental prevista en los 24 kilómetros del perímetro; y para las primeras acciones de la Senda Azul, iniciativa que pretende aunar y proyectar toda la oferta turística relacionada con el mar en la provincia de Málaga.

Las políticas sociales, las ayudas directas a empresas, con un impulso especial al sector agroalimentario y a la marca Sabor a Málaga; las líneas de ayudas y subvenciones para la creación de empleo, el apoyo a los autónomos y emprendedores, así como el programa 'Primera Oportunidad', pionero en España para la contratación de egresados universitarios y titulados en FP, "volverán a ser protagonistas en un presupuesto que también potencia la apuesta por la cultura y el deporte en la provincia", han adelantado las mismas fuentes.