El Sindicato de Enfermería (SATSE) en Málaga ha denunciado la alta presión asistencial a la que se están viendo sometidos los profesionales de enfermería del Hospital Virgen de la Victoria, "por una caótica y economicista gestión del personal". Según este sindicato, "a la deficitaria plantilla de enfermerasy enfermeros del centro hospitalario se une la falta de cobertura de las bajas del personal en servicios sensibles como las plantas Covid.

De este modo, SATSE advierte que esta situación está poniendo en riesgo la asistencia sanitaria de la ciudadanía y la salud laboral de estos profesionales, "obligados a sobresfuerxos inasumibles". Representantes del sindicato en el Clínico señalan que tras los dos años de pandemia, "los gestores de este hospital aún no han asumido que para atender a los pacientes malagueños deben estar cubiertos todos los puestos de enfermeras".

A principios de esta semana, en plantas Covid faltaron enfermeros, alerta SATSE: "Nos consta que la Dirección General de Personal del SAS ha dado instrucciones a todos los centros para que todos los huecos estén cubiertos, pero en este caso la dirección del Hospital Clínico de Málaga está poniendo en juego la salud e integridad de sus profesionales y la de los pacientes por hacer méritos de gestión económica que nos perjudican a todos".

Además, la organización sindical recuerda que a la falta de cobertura de las bajas de personal se sumará la finalización de los contratos del plan de Navidad el próximo 31 de enero, “fecha en la que irán al paro unas decenas de profesionales de enfermería de este Hospital, que aún no han sido renovadas, cuando la falta de enfermeras es acuciante y evidente.”

Pacientes sin acompañantes

El Sindicato de Enfermería añade, además, que "la decisión de impedir a los pacientes que estén acompañados es una medida que no tiene ningún criterio científico, que ne nada va a minorar los altos índices de contagiosidad de la variante Omicron y que perjudican a los pacientes ingresados, a sus familiares, y a los propios sanitarios”.

Por todo ello, SATSE concluye asegurando que permanecerá vigilante a cualquier deficiencia o dificultad que se produzca en la prestación de los servicios por la falta de personal y cuya responsabilidad no será de los profesionales sino de la Dirección del centro hospitalario por la nefasta gestión que realizan en el sistema sanitario público andaluz.