Cuando ya ha transcurrido prácticamente medio año desde el cónclave hispalense que proclamó a Alberto Núñez Feijóo como nuevo líder nacional del PP, la formación de centro-derecha ha procedido a unos setenta nombramiento vinculados a las secretarías y cargos intermedios en calle Génova. Entre ellos, llama la atención que la consejera de Empleo -vinculada a Cs como independiente en la anterior legislatura- Rocío Blanco y el diputado Mario Cortés se suman a la dirección nacional del partido. Sendos políticos vinculados a Málaga ostentarán las secretarías de Empleo y Digitalización, respectivamente, en el aparato de Feijóo.La elección de Rocío Blanco está conectada con el vigente mensaje de que el PP es un partido de puertas abiertas, en el marco de una estrategia encaminada a recuperar el terreno pérdido en el centro-derecha nacional a raíz de los auges experimentados en su momento por Ciudadanos y Vox.

La malagueño-cordobesa Rocío Blanco dirigía la Tesorería General de la Seguridad Social en Málaga y saltó a la primera línea de la política como un fichaje ‘independiente’ de Ciudadanos como consejera del Gobierno andaluz en 2019. También se ha convertido en una persona de la máxima confianza de Elías Bendodo y, antes incluso de las elecciones andaluzas, ya se le garantizó la continuidad en el caso de que ganaran los populares. Aunque no se ha afiliado al PP de Málaga, según apuntan fuentes del partido, Blanco venía pululando por la órbita popular hasta el punto que había participado en iniciativas como la reciente Escuela de Verano del PP.

El diputado del PP por Málaga Mario Cortés. L. O.

Otro nombre cercano a Bendodo es el de Mario Cortés, quien desde su juventud destacó en el PP malagueño y, ahora, está protagonizando una resurrección política en todo regla. Tras una trayectoria curtida en el Gobierno municipal de Francisco de la Torre en la capital malagueña, Cortés llegó a verse fuera de la actividad política durante unos meses en las elecciones generales de abril de 2019. Eso sí, la repetición electoral de noviembre le concedió un escaño en la madrileña Carrera de San Jerónimo y puso patas arribas la andadura como empresario en el mundo de las nuevas tecnologías que estaba comenzando. Este Ingeniero Técnico de Telecomunicación por la Universidad de Málaga estuvo en vilo toda la noche electoral del 10-N, ya que hasta última hora no se fue para los dominios del PP la consecución de un tercer diputado malagueño, que estuvo muy cerca de ser para Vox.    

Entre los siete andaluces que figuran en esta nómina de nuevos nombramientos que supera holgadamente el medio centenar, han sido situadas algunas de las personas que gozan de más confianza por parte de Juanma Moreno en los últimos tiempos. Entre ellas destaca el alcalde de Córdoba, José María Bellido, quien se vincula a la Vicesecretaría de Coordinación Autonómica y Local, dirigida por Pedro Rollán, como responsable del área de Grandes Ciudades. El regidor cordobés ya fue incluido como vocal del Comité Ejecutivo Nacional en el congreso extraordinario celebrado en Sevilla en abril.

Asimismo, Tomás Burgos -quien al principio de esta legislatura fue ascendido como viceconsejero de Presidencia tras ostentar la secretaría general del mismo departamento del Gobierno andaluz- se encargará de Diálogo Social en la vicesecretaría económica del exconsejero andaluz Juan Bravo, en la que además de Cortés y Blanco también irrumpen otros tres andaluces más. Así, el exalcalde de Jaén Javier Márquez será Secretario de Alimentación; el diputado jiennense Juan Diego Requena, formado como ingeniero químico en la Universidad de Málaga, estará en Energía; y el diputado almeriense Miguel Castellón llevará el área de Empresas y Comercio. 

Esta ampliación del organigrama también afecta a la Coordinación General de la formación de centro-derecha, dirigida por el malagueño Elías Bendodo, quien este fin de semana pondrá fin a una etapa de 14 años como presidente del PP de Málaga y le cederá el testigo a Patricia Navarro en un congreso provincial organizado en Marbella. El departamento que Bendodo encabeza en la madrileña calle Génova ha sido reforzado con las incorporaciones del aragonés Javier Campoy, quien estará al frente de la Secretaría de Evolución Electoral y Tendencias, y del madrileño Alejo Miranda de Larra, nuevo responsable de la Secretaría de Análisis y Planificación Estratégica.

Al igual que Bendodo, que fue nombrado como número 3 nacional en el Congreso de Sevilla, en la cúpula de calle Génova ya venía trabajando otro malagueño, el diputado nacional y concejal antequerano Ángel González. El también presidente del Antequera Club de fútbol, que ya tuvo galones anteriormente en la dirección nacional, fue repescado en mayo, en otro tanda de nombramientos aprobados por Alberto Núñez Feijóo. González ejerce como secretario de Organización del PP y está a las órdenes del vicesecretario de Organización Territorial, Miguel Tellado, el colaborador gallego de Feijóo con el que el malagueño mantiene una tenaz sintonía desde que formó parte del aparato de Mariano Rajoy y organizaba las visitas del entoneces mandamás del partido a su Galicia natal.