El Ayuntamiento de Málaga quiere evitarse tener que prórrogar el contrato actual por el que la gestión íntegra del Centro de Arte Contemporáneo (CAC) recae sobre una empresa privada desde 2019, en concreto, sobre Gestión Cultural y Comunicación SL.

El contrato, con un importe cercano a los 13 millones de euros, finaliza el próximo mes de septiembre, cuando se cumplirán cuatro años desde su formalización. En las cláusulas de contrato se recoge, según ha podido comprobar este periódico, una prórroga de un año "previo consentimiento de las partes".

La intención del Área de Cultura es no repetir ese modelo basado únicamente en la gestión privada, sino implementar una gestión "más pública" -no la completa municipalización- en la que solo se externalizará la programación de las exposiciones y todo el contenido cultural, mientras que aspectos como el mantenimiento del edificio o el personal contratado quede en manos municipales.

"Estamos trabajando en los pliegos para que haya una separación y que por un lado vaya el mantenimiento del edificio, el contrato de azafatas, el de mediación, el de coordinación, el de seguridad, el de limpieza... y por otro, el de la programación expositiva. Será un modelo idéntico al del MUPAM", ha insistido la concejala de Cultura, Noelia Losada, durante la Comisión de Cultura del Ayuntamiento, durante el debate de una moción del PSOE en la que pedían la municipalización del Centro de Arte Contemporáneo de Málaga.

La edil de Cultura ha avanzado que están trabajando en la elaboración de los nuevos pliegos, que esperan tener listos para primavera.

"Múltiples escándalos"

Desde el PSOE, la concejala socialista Lorena Doña ha criticado que la gestión del CAC desde su apertura ha costado 60 millones de euros al Ayuntamiento de Málaga, una gestión que ha estado rodeada de "múltiples escándalos", entre ellos, el juicio por los mosaicos de Invader, en el que está implicado el exdirector del CAC, Fernando Francés.

Doña ha pedido que la gestión del museo pase al Ayuntamiento de Málaga tal y como ocurre con el Pompidou, el Ruso o la Casa Natal de Picasso que, ha asegurado, son un "ejemplo de una gestión municipal que se lleva con excelencia pese a los pocos recursos".

Asimismo, los socialistas denuncian que aún no se ha convocado la Beca de Bellas Artes, dotada con 25.000 euros, con alojamiento y gastos incluidos durante cuatro meses. En este sentido, Losada ha recordado que esa subvención se debe otorgar a lo largo de la concesión, por lo que "están en tiempo todavía".

Por su parte, la concejala de Unidas Podemos, Remedios Ramos, ha recriminado la "total opacidad" que rige en el museo, recalcando que "la oposición no participa en la gestión y lo único que hace el ayuntamiento es pagar dinero público para que una empresa privada haga caja".

Finalmente, todos los grupos han aprobado por unanimidad un único punto enmendado por Ciudadanos por el que se insta al equipo de gobierno "a ultimar los trámites para que los nuevos pliegos del CAC impliquen una gestión mucha más directa de Cultura evitando, si fuese posible, que entre en vigor la prórroga contemplada en el actual contrato".