16 de mayo de 2010
16.05.2010
Málaga CF

Caras muy largas en Martiricos ante la hora de la verdad

Los jugadores, cabizbajos, en la primera sesión tras el varapalo de Getafe

11.05.2010 | 02:19
Charla. Juan Ramón Muñiz se dirige a los jugadores de la plantilla antes de comenzar el entrenamiento de ayer en La Rosaleda.

No podía ser de otra manera. El primer entrenamiento del Málaga, tras el varapalo sufrido en el Coliseum de Getafe (2-1), que ha condenado al conjunto albiceleste a jugarse la permanencia nada menos que contra el Real Madrid en la última jornada liguera, ofreció ayer caras largas por parte de la mayoría de los jugadores de la plantilla.
La sesión, que se desarrolló durante durante gran parte con una ligera lluvia, comenzó con media hora de retraso sobre el horario previsto, ya que hubo charla de Juan Ramón Muñiz a los jugadores dentro del vestuario y, poco después, a su vez sobre el césped de La Rosaleda. Eso sí, sin apenas espectadores en las gradas, dado que por tercera semana consecutiva todos los entrenamientos de la semana serán a puerta cerrada.
El entrenador del Málaga se limitó a dar las instrucciones, durante el partidillo, de forma sobria. Hubo gestos de preocupación en los rostros de los componentes del cuerpo técnico y de los jugadores. No era para menos.
Los jugadores que fueron titulares en Getafe, incluido el nigeriano Obinna –con molestias–, realizaron carrera continua y estiramientos bajo la supervisión del preparador físico, Enrique Ruiz. Por su parte, los suplentes y no convocados se ejercitaron con normalidad durante hora y media. También se entrenaron los lesionados Manolo, Hélder y Weligton, todos ellos junto al readaptador físico, Rafa Mondragón.
Juanito, que se lesionó –aunque de manera leve– en el calentamiento previo al partido, hizo una labor específica de recuperación.

Precios

Antes de comenzar el entrenamiento, los jugadores del Málaga se enteraron de que el decisivo encuentro frente al Real Madrid se disputará el próximo domingo a las 19.00 horas.
A lo largo de la mañana, se produjeron colas en la tienda oficial del Málaga CF, sita en La Rosaleda, con numerosas peticiones de aficionados –casi todos ellos, madridistas– deseosos de comprar entradas para el choque de este domingo. Pero será hoy martes, jornada de descanso para el equipo blanquiazul, cuando se pongan a la venta un total de 4.500 localidades, con precios que oscilan entre los 120 euros de Fondo y Gol y los 220 de Tribuna en el sector 1. Preferencias tiene precios de 130, 140, 150 y 165 euros, según las zonas, mientras que en Tribuna cuestan 150, 160, 175 y los mencionados 220. Los palcos, tanto de Fondo como de Gol, 130.
El sábado, día antes del duelo contra el Real Madrid en Martiricos, los jugadores malaguistas que entren en la convocatoria se concentrarán en el Hotel Tryp Guadalmar de cara a preparar la cita decisiva ante el cuadro merengue.
Ayer hubo alta tensión en La Rosaleda. A parte de la ´marea albiceleste´ no le ha sentado bien que el equipo cambiara el horario de regreso de Getafe para evitar a la afición, que a pesar de todo aún confía en el milagro de la salvación. Son noventa minutos y ningún equipo es invencible. El Málaga está obligado a darle una alegría a esta afición fiel, que ostenta el récord de abonados del club, con más de 22.000.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine