El Málaga CF regresó este jueves a los entrenamientos, después de una jornada de descanso, para preparar los últimos detalles de la "final" contra la Ponferradina (sábado/16.15 horas). No obstante, solo hubo una buena noticia. Pepe Mel contó con la única reincorporación de Pablo Hervías, después de sufrir un proceso viral que le ha mantenido apartado en los últimos días.

Por su parte, Luis Muñoz fue la gran ausencia en la vuelta al trabajo por una gastroenteritis. Aunque podría estar de nuevo durante la sesión del viernes para ultimar su presencia en la visita de los bercianos a La Rosaleda.

Quienes podrían quedarse fuera del choque son Alfred N'Diaye y Álex Gallar. Las noticias no son tan positivas con ellos. A poco más de 48 horas para el encuentro, ninguno ha vuelto a pisar el césped y continúan con sus respectivas recuperaciones. Por lo que es más que probable que no entren en la convocatoria del sábado, como ya ocurrió en el empate contra el Real Zaragoza.

Después de trabajar la activación física y el control de la posesión, el técnico blanquiazul volvió a poner el foco en el planteamiento táctico, con el que está sufriendo el Málaga CF a lo largo de esta temporada.

El equipo volverá a entrenar este viernes a las 18.00 horas en la que será la última sesión antes de recibir el sábado a la Ponferradina.