Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Mercado de fichajes

Reconstruir el Málaga CF 22/23 en enero, difícil reto para Manolo Gaspar

El acierto de la dirección deportiva con las salidas y las llegadas en el próximo mercado invernal se antoja clave para que los blanquiazules logren la permanencia - Habrá que dar bajas para dejar hueco en el estrecho margen salarial

Manolo Gaspar, directordeportivo del Málaga CF,en rueda de prensa. Álex Zea

El Málaga CF está a poco más de un mes de un mercado de fichajes de invierno decisivo. El proyecto veraniego del club blanquiazul ha fracasado mucho antes de lo esperado, un proyecto con el que a estas alturas de campeonato deberíamos estar hablando de ascenso y play off, solo ha dado para que de aquí a final de curso se piense en un único y primordial objetivo: la permanencia en LaLiga SmartBank. La apuesta de Manolo Gaspar, una revolución del plantel con jugadores veteranos y con experiencia en la categoría, no ha funcionado, y ahora el director deportivo blanquiazul se enfrenta a una más que difícil tarea, la de reconstruir un equipo que marcha colista en la ventana de fichajes y con poco margen de maniobra en el límite salarial.

Como se ha informado desde hace algunas semanas, Yanis Rahmani será, casi seguro, una de las incorporaciones. Pero el conjunto de Martiricos no necesita uno o dos retoques que eleven el nivel de la plantilla, necesita una revolución completa para reforzar varias posiciones donde no se está dando el nivel. Los mayores problemas de la configuración de la plantilla están quedando patentes desde el inicio de temporada, algunos incluso antes, y ahora es el momento de arreglarlo, deseando con fuerza que ya no sea demasiado tarde.

El equipo malagueño está obligado a ser uno de los animadores del mercado de invierno, pese a las limitaciones económicas, y para eso ya lleva semanas trabajando. La disputa del Mundial de Qatar, que ha provocado el parón en Primera, puede acelerar varias operaciones, pero por desgracia las nuevas incorporaciones no podrán ser inscritas hasta que abra la ventana invernal, el próximo 2 de enero.

José María Muñoz, administrador judicial, en primer plano. | ÁLEX ZEA

Problema en los laterales

El mayor problema del Málaga semana tras semana está viniendo por los costados, tanto en defensa como en ataque, y ahí es donde se va a realizar el mayor esfuerzo. La idea es traer dos extremos que doten al equipo de mayor velocidad, desborde y profundidad por banda. Se espera a Rahmani y, probablemente, acabe llegando otro futbolista de ese perfil. En los laterales también hacen falta refuerzos. Por la izquierda, Javi Jiménez está rindiendo muy por debajo del nivel exigible, y eso ya está costando puntos, y tampoco parece que haya demasiada confianza en el papel de Lumor, fichado ya con la temporada empezada. Por la derecha, más de lo mismo. El teórico titular, Juanfran, no está rindiendo como se esperaba y las alternativas son dos centrales reconvertidos -Ramalho y Bustinza-. Habrá que ver también si el club intenta el fichaje de algún atacante más, ante el pobre bagaje goleador del equipo.

Salida de jugadores

Pero para que se puedan dar todas esas incorporaciones, es imprescindible que salgan jugadores. En primer lugar, por espacio de fichas -solo hay tres sin ocupar-. Y además por el escaso margen de maniobra que tiene la entidad en su Salario Liga. Se hizo una apuesta fuerte en verano, se ha cambiado de entrenador, se ha fichado a Lumor, y ahora queda menos de medio millón de euros para fichar en enero. La única forma de elevar esta cantidad es o con nuevos ingresos o con el ahorro en sueldos de jugadores que podrían dejar el equipo en el mercado invernal. Según apuntó el martes el Diario AS, uno de ellos podría ser Juanfran, al que el club se estaría planteando rescindir.

Manolo Gaspar y su gente han tenido mucho trabajo en las últimas temporadas, pero posiblemente se encuentren ahora ante su mayor reto, reinventar un proyecto fracasado en un mercado invernal.

Compartir el artículo

stats