28 de marzo de 2013
28.03.2013
Sucesos

Cae en Marbella el atracador que robó y asesinó a un joyero en Milán hace una semana

La policía italiana asegura que el detenido había trabajado en la empresa que instaló los sistemas de seguridad en la joyería de la víctima, de 74 años

28.03.2013 | 05:00
La policía española toma las huellas al detenido.

El caso de un homicidio de un joyero de 74 años durante un atraco en Milán hace justo una semana vio la luz el pasado martes en Marbella, donde la Policía Nacional arrestó al presunto autor de los hechos con la ayuda de dos investigadores italianos. El detenido ha sido identificado como I. G., un italiano de 39 años y que al parecer fue empleado de la empresa que instaló hace un par de años el sistema de seguridad en la joyería de la víctima, según adelantaron ayer varios medios del norte de Italia.

Según informó la Comisaría Provincial de Málaga, el sospechoso fue detenido cuando llegaba al hostal en el que se hospedó bajo un nombre similar al suyo. Allí encontraron un importante número de joyas que coinciden con las sustraídas en Milán, como anillos, pendientes, broches, pulseras y colgantes, además de dos relojes y un dispositivo de alarma, si bien los agentes creen que parte del botín ya lo había vendido. En la habitación también encontraron 1.630 euros en efectivo. La policía cree que el sospechoso llegó a la Costa del Sol en transporte público.

El crimen tuvo lugar al mediodía del pasado jueves poco antes de que la hija del joyero lo encontrara gravemente herido en una de las estancias de la joyería. A pesar de los esfuerzos de los sanitarios, el empresario murió como consecuencia de las fuertes contusiones que presentaba en la cabeza y los profundos pinchazos que recibió con un objeto punzante. La noticia creó una gran alarma social en el norte del país transalpino.

La policía italiana puso nombre y apellidos al supuesto autor del crimen el sábado y en la investigación, en la que ha participado la Interpol, ha sido fundamental el testimonio de algunos testigos, de la propia familia del detenido y del propietario de la empresa de seguridad en la que el detenido trabajó hasta que fue despedido por motivos que no han trascendido, según fuentes de la policía italiana citadas por la prensa italiana.

La principal hipótesis de los investigadores es que el atraco se produjo entre las 12.10 y las 13.00 horas, tiempo en el que creen que la víctima se enfrentó al intruso. Aunque inicialmente fue apuñalado por un objeto punzante, la autopsia reveló que el joyero falleció como consecuencia de un fuerte golpe que recibió en la cabeza con un objeto contundente no identificado y que la policía también ha buscado en Marbella. La policía italiana asegura que el agresor abandonó la joyería con la chaqueta de la víctima para ocultar las manchas de sangre. Las autoridades españolas tienen previsto extraditar al detenido en cuanto finalice la Semana Santa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook