21 de enero de 2014
21.01.2014
Municipal

La avenida Ricardo Soriano de Marbella seguirá abierta al tráfico

Un estudio de viabilidad desaconseja la peatonalización de la principal arteria de Marbella, pero se buscarán alternativas para adaptarla a vía urbana

21.01.2014 | 05:00
El concejal de Obras, Javier García, y la alcaldesa, Ángeles Muñoz, presentaron el plan.

El centro de Marbella se prepara ya para su gran transformación. La alcaldesa, Ángeles Muñoz, presentó ayer las obras que se van a ejecutar para la remodelación integral de esta zona de la ciudad. El «Plan Marbella Centro» va a contar con una inversión de siete millones de euros y un plazo de ejecución de tres y que ya se ha puesto en marcha con la remodelación integral de la calle Miguel Cano o la avenida Antonio Belón.

El plan sigue las conclusiones del estudio de viabilidad para la peatonalización de las avenidas Ricardo Soriano y Ramón y Cajal, que recoge la imposibilidad de hacer esta vía peatonal dada la alta afluencia de tráfico diario.

La avenida Ricardo Soriano soporta el paso de 33.000 vehículos al día, siendo el casco urbano el destino de la mayor parte de esta circulación (desplazamientos laborales, académicos y comerciales). «Sólo un 10-15 por ciento son vehículos que realizan recorridos interurbanos», especificó la regidora, por lo que se han valorado otras alternativas.

«Hay que ir dando los pasos necesarios para transformar una de las principales arterias de la ciudad en vía urbana y que no es posible cerrar al tráfico. Por tanto, tenemos que diseñar una serie de medidas que permitan una ciudad moderna, sostenible y habitable para los vecinos de esta zona» señaló Muñoz.

El estudio también refleja la necesidad de poner en marcha dos bolsas de aparcamientos en la zona de Francisco Norte, donde ya han empezado las obras, y Severo Ochoa, donde hay previsto un recinto subterráneo a la espera de que se acometa la rotonda de Huerta de los Cristales.

«Con estas medidas y el incremento de la funcionalidad del transporte público o la creación de un carril bici, se hará más fácil y fluido el tráfico en la zona centro», apuntó la regidora. El informe también apunta a la reducción de la velocidad, el acondicionamiento del acerado y calzadas dentro del mismo nivel, la ampliación de las aceras, la eliminación de barreras arquitectónicas y la mejora del pavimento.

El «Plan Marbella Centro» también aprovechará la oportunidad de acometer los trabajos de los servicios afectados de saneamiento, abastecimiento de agua, fibra óptica, gas natural, iluminación con implantación de tecnología led, entre otras infraestructuras que han quedado obsoletas.

La alcaldesa avanzó que el Ayuntamiento continuará la transformación del centro con nuevos proyectos de obra que este año sumarán 2 millones de euros con actuaciones en la calle Padre José Vera, en la Acera de la Marina, en Notario Luis Oliver o en Ramiro Campos Turmo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook