31 de agosto de 2019
31.08.2019
Medio Ambiente

Reivindican la creación de arrecifes artificiales para proteger las Dunas de Artola

Protección Civil y miembros de la Unidad de Buceo del Cuerpo de Bomberos, junto a otros colectivos, limpian la playa de Cabopino, el espigón y las zonas que rodean este monumento natural

31.08.2019 | 05:00
Imagen de la jornada de limpieza convocada por la Asociación ProDunas.

Cada vez es mayor la concienciación y la lucha contra el plástico y la contaminación en los mares. Por ello, el Ayuntamiento de Marbella ha querido apoyar la causa medioambiental a través de la celebración de una jornada de limpieza en las Dunas de Artola, en Cabopino, donde la Asociación ProDunas está promoviendo la creación de arrecifes artificiales multifunción. En la jornada de limpieza participaron miembros de la Unidad de Buceo del Cuerpo de Bomberos local, Protección Civil y centenares de voluntarios de varias asociaciones.

El concejal de Seguridad Ciudadana, Eduardo Díaz, estuvo presente y mostró su apoyo a la causa. «Es una satisfacción colaborar con un acto solidario y medioambiental que tiene como objetivo el mantenimiento del litoral», comentó y subrayó que «ayuda a visualizar la labor preventiva que desarrollan estas unidades a lo largo de todo el año, en colaboración con la UMA y el Aula del Mar, para garantizar la limpieza de nuestras playas».

La secretaria de la asociación Produnas, Susanne Stamm, explicó que «los arrecifes se instalarían a 150 metros del litoral y darían más estabilidad a las playas porque no sería necesario coger tanta arena de las dunas, como ha venido sucediendo hasta ahora». A esta jornada en apoyo a los arrecifes se suma una recogida de firmas que se presentarán ante las instituciones competentes.

Las dunas se han visto afectadas por los temporales que se han registrado desde 2017. Este sistema de dunas ocupa en Marbella más de 200.000 metros cuadrados de superficie.

Una de las soluciones para mantener el paraje es el aporte de arena, que, según Stamm, no es muy efectivo. «Los arrecifes pueden estabilizar las playas sin aportar arena, puesto que esta aparece y desaparece. Es inútil porque el primer levante o poniente se llevan la arena al mar», explicó.

Por ello, la colocación de estos arrecifes reduciría la fuerza de los temporales, «haciendo la función de paravientos» y de las corrientes. «Son piezas de hasta cinco toneladas en forma irregular» que, según indicó, no afectarían al flujo de arena de la playa.

Otra ventaja que supone la colocación de estos arrecifes es la creación de una nueva fauna y flora submarina, «que también conviene tener porque ha quedado muy pobre», comentó. «Tenemos un futuro muy positivo por delante para hacer que las playas de Marbella sean de excelencia», apuntó la secretaria de ProDunas.

Otro de las actuaciones que lleva a cabo la asociación es la reforestación de la posidonia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook