El CEIP Salvador González Cantos ha reanudado las clases con normalidad tras las obras de reparación que ha acometido el Ayuntamiento de Alhaurín el Grande después que explotara el cuadro eléctrico del centro, el pasado 25 de noviembre, debido a un cortocircuito que ocasionó fuego y humo tóxico y obligó a evacuar y cerrar las instalaciones parcialmente.

"Nuestro objetivo fue iniciar las clases presenciales lo antes posible, primero en el módulo de infantil que pudo reanudar las clases en pocos días y luego en el módulo principal de primaria donde se han acometido trabajos de limpieza, pintura y albañilería se ha acometido una nueva instalación eléctrica y se ha traslado al exterior el cuadro eléctrico principal, unos trabajos que supondrán más de 40.000 euros, un gasto que ha asumido íntegramente el ayuntamiento, a pesar de no estar dentro de sus competencias" según ha explicado la edil de Educación, Jessica Montoya, durante una visita al centro.

A raíz del incendio, el Consistorio puso en marcha unos talleres de apoyo en horario escolar para todos los alumnos afectados por el cierre del centro, para apoyar a las familias en la conciliación laboral.

La edil de Educación ha mostrado su satisfacción por el inicio de las clases presenciales en el día de hoy, y ha agradecido al equipo docente su esfuerzo para evacuar las instalaciones del día del incendio y para conseguir iniciar las clases tras las vacaciones de Navidad.