Pequeño gran susto para una familia que paró en la gasolinera de la autopista de Las Pedrizas, a la altura de Casabermeja y en dirección Málaga. Un conductor que iba acompañado por sus dos hijos se detuvo en la estación de servicio para repostar AdBlue, un producto para reducir las emisiones de los motores diésel, y continuó su camino sin darse cuenta de que uno de ellos, una niña de 7 años, se había bajado del vehículo sin avisar ni a su progenitor ni a su hermano.

Según fuentes del 112, los hechos ocurrieron sobre las 15.00 horas del pasado domingo, cuando un empleado de la gasolinera llamó al teléfono de emergencias para informar de que una menor se encontraba sola y muy nerviosa en el establecimiento. Ante esta situación, el centro coordinador informó de los hechos a la Guardia Civil y a la Policía Local de Casabermeja, siendo los agentes de este último los primeros en llegar rápidamente al lugar para atender a la menor, que aseguró vivir en Benalmádena.

Apenas unos minutos después, el padre de la cría se presentó de nuevo en la gasolinera y el incidente se saldó como un despiste, ya que al parecer ella se bajó del vehículo sin avisar y su padre advirtió su ausencia cuando ya se había incorporado a la autopista y tuvo que dar la vuelta en el siguiente peaje, que afortunadamente no estaba muy lejos.