La producción de aceituna aloreña bajará un 50% como consecuencia de las altas temperaturas de este verano y de la escasez de lluvias.

Así lo afirmó ayer el delegado de la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía, Fernando Fernández Tapia-Ruano, durante una visita a una almazara con representantes del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida de la Aceituna Aloreña, en cuya producción y comercialización trabajan más de 4.000 familias de la provincia.

El delegado explicó que en las dos últimas campañas (2019 y 2020) se aderezaron entre 5 y 6 millones de kilogramos de aceituna, de los cuales un millón y medio fueron certificados por la Denominación de Origen Protegida. «Esta situación se repite esta campaña 2021, debido a la escasez de lluvias y al verano cálido», dijo Ruano, quien explicó que se espera una disminución de la producción total de aceituna del 50%.

A pesar de ello, Fernando Fernández Tapia-Ruano recordó que la aceituna aloreña es la «única aceituna de mesa de España que desde el año 2012 tiene Denominación de Origen Protegida».

El delegado añadió que es un producto que «goza de una figura de calidad por méritos propios, basada en sus propiedades intrínsecas, así como en su proceso de elaboración natural y tradicional transmitido entre generaciones».

La recogida de la aceituna aloreña, que se inicia cada mes de septiembre, tiene una recolección conocida como la técnica del ordeño, siendo ésta totalmente manual.

Tras la recogida, las aceitunas son depositadas en canastos acondicionados para evitar que los golpes dañen o estropeen el producto, que es transportado a las industrias de aderezo, y una vez allí, es clasificado y calibrado. Posteriormente las aceitunas son partidas y endulzadas con agua y sal durante el tiempo que determine su forma de elaboración: Verde Fresca, Tradicional o Curada.

La aceituna aloreña cuenta con una superficie protegida por el Consejo Regulador de 17.800 hectáreas de olivar de diecinueve términos municipales de la provincia de Málaga, de la comarca Natural del Guadalhorce, la Sierra de las Nieves y el Valle del Guadalhorce.