Un total de 69 internos de la cárcel malagueña de Archidona han dado positivo en coronavirus hasta el momento, según han informado desde Instituciones Penitenciarias.

Así, las fuentes han indicado a Europa Press que se realizaron 120 pruebas PCR, en las que han dado positivos esos 69 internos, "todos del mismo módulo y todos asintomáticos o leves". Asimismo, han señalado que "se está a lo que se determine desde Salud de la Junta de Andalucía".

Al respecto, desde el Gobierno andaluz han indicado que se están haciendo las pruebas que se van requiriendo para determinar los contagios, pero por el momento no está previsto un cribado masivo, "lo que no quiere decir que si se ve la necesidad se haga".

El brote se localizó en el módulo que alberga a los llamados "destinos", que son personas internas que desempeñan actividades en otras zonas de este centro penitenciario.

Así, los sindicatos con representación en la prisión han solicitado que la realización de pruebas para detectar los casos de COVID-19 se extienda también a los funcionarios.

En este sentido, desde CSIF han considerado "inadmisible que se deje fuera de los cribados a los funcionarios que han estado en contacto con los casos confirmados", por lo que han remitido un escrito a la dirección del centro exigiendo que "a través del servicio de salud público de Andalucía se realice un cribado entre la plantilla del centro".

Así, tanto desde CSIF como desde Acaip-UGT han indicado que "pese a haber tenido contacto, no se han realizado pruebas a los trabajadores del módulo afectado, obviándose la gravedad de la situación".

Desde Acaip-UGT han instado a "una interpretación extensiva de los protocolos" en cuanto a los contactos, señalando que los trabajadores que han estado en ese módulo "se están haciendo ellos por su cuenta pruebas de antígenos porque no se les ha considerado contacto estrecho".

Por otro lado, según CSIF "se ha detectado al menos un caso positivo también en el Centro de Inserción Social (CIS) 'Evaristo Martín Nieto' de un interno proveniente del centro penitenciario Málaga II, y una interna que había estado en contacto estrecho se encuentra en cuarentena tras resultar negativo el test de antígenos realizado".